Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Donde se habla de la prima de riesgo, de las epístolas de Mas y del aborto

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”, Mahatma Gandhi
Miguel Massanet
sábado, 4 de enero de 2014, 15:05 h (CET)
Si no hemos dudado en reprochar al PP su debilidad ante el tema catalán, el incumplimiento de algunas de sus promesas electorales y la falta de una reacción rápida ante las andanadas de sus enemigos políticos, sin olvidarnos de la forma absurda y desquiciada con la que ha afrontado el tema de la corrupción dentro del partido; tampoco vamos a ser rácanos con él a la hora de reconocerle los méritos que ha cosechado en lo que ha sido la difícil, penosa, agobiante y meritoria labor de llevar a la nación por el recto camino de la recuperación económica; aunque, y de eso se valen los que no quieren reconocer, no les interesa admitirlo y buscan por todos los medios, restarle méritos el Gobierno en esta faceta, alegando que el desempleo sigue muy alto. Como es habitual que suceda en todos los casos de crisis en los que, los efectos sobre los ciudadanos se producen con posterioridad a que hayan afectado a las ventas y economías de las empresas; con la particularidad de que, cuando se recupera la normalidad en los mercados, las primeras en las que se empieza a percibir la recuperación son las empresas y, cuando estas empiezan a recuperar la producción, la rentabilidad y las ventas, poco a poco se va recuperando el empleo para los ciudadanos.

Por ello la tendencia de nuestra “prima de riesgo” a volver a cotas más cercanas a lo que se pueden considerar aceptables, aunque sigan distantes de las que regían antes de que se produjera la famosa crisis de las sub-prime, es una excelente noticia que se debe, y aquí no hay que restarle méritos a la política de austeridad, al trabajo de nuestra diplomacia y a las gestiones de todo el Gobierno, con especial mención del ministro de Economía, señor De Guindos, que con su labor sacrificada, poco espectacular pero muy efectiva, ha logrado reconducir a los inversores en bolsa, con su habilidad para hacer que las naciones vecinas recobren su confianza en España, volviendo a invertir, cada vez con mayor fuerza, en nuestro valores, incluida la Deuda Pública española. El hecho de que, aunque pueda ser algo transitorio, nuestra prima de riesgo haya abandonado los 200 puntos básicos para situarse en el tramo de los 199, es la mayor evidencia de que nuestra nación, a pesar de la cuestión catalana y de la falta de colaboración del resto de los partidos con el Ejecutivo de Rajoy, ha emprendido la clara senda de la recuperación, algo que se viene notando ya en algunas empresas y que puede ser el primer paso para que, en un periodo razonable, se empiece a reflejar en la reducción del paro en España. Alegrémonos de ello.

En el envés de lo que ha sido una buena noticia, volvemos a tener que fijar nuestra atención en el tema catalán, que lejos de ir a menos y haber entrado en una fase de pacificación y sensatez, sigue en plena virulencia a causa del paso que ha dado el señor Artur Mas que, en su pretensión de internacionalizar el conflicto entre la autonomía catalana y el Estado español, ha incurrido en lo que para él y sus seguidores parece que se ha convertido en costumbre, la de despreciar la legalidad vigente en España, atribuirse poderes que no tiene y desafiando una vez más al Estado; ha enviado una serie de cartas, dirigidas a los mandatarios de la UE, pidiéndoles que apoyen sus pretensiones soberanistas en contra del rechazo evidente de la mayoría del pueblo español y de lo que queda claramente establecido en nuestra Carta Magna.

Una vez más volveremos a insistir que la pasividad del Ejecutivo ante semejantes desplantes del Gobern catalán, empeñado en demostrar que no se siente afectado por lo dispuesto en la legislación de la nación y que sigue empeñado en su deriva soberanista; aunque ello signifique ponerse por montera al pueblo español y todas las leyes que nos dimos para la gobernanza de la nación. No ha contribuido en nada a amainar este grave conflicto la actitud dudosa del PSOE que, mientras el señor Rubalcaba afirma con toda contundencia que ellos no están de acuerdo con la propuesta soberanista de Catalunya, algunos de los dirigentes de su partido insisten en buscarle tres pies al gato, ofreciendo cambios en la Constitución para crear una especie de estado federal que no es más que, con otro nombre, lo que es el vigente estado de las autonomías.

Queremos creer que el señor Rajoy sabe lo que tiene que hacer y que habrá abandonado su idea de cubrir de dinero a Catalunya para que deje aparte del tema independentista porque, señores, si sigue pensando en ello no nos quedará más remedio que decirle que está completamente equivocado y que, en las actuales circunstancias, cualquier intento de Mas de volverse atrás de sus últimas declaraciones no haría más que exasperar aún más a todos aquellos fanáticos que ya dan por supuesto que Catalunya va directa a la consecución de su propia nacionalidad, fuera de España. Por si la cosa un tuviera suficiente morbo no dejemos de fijarnos en lo que viene ocurriendo en el País Vasco en el que, aparte del subidón que les ha dado a los simpatizantes de ETA con motivo de las excarcelaciones masivas de etarras; ya empiezan a tomar ejemplo de algunas de las peticiones formuladas por Catalunya, en orden a establecer una situación previa a lo que sería una segunda fase, en la que se intentaría dar el paso definitivo para conseguir su propio país independiente. Y esto, señores, sólo acaba de comenzar.

Y es que lo que está sucediendo en Catalunya es que, dentro de una parte de su ciudadanía ya se empieza a advertir un cierto vértigo provocado por la duda de lo que ocurrirán en esta autonomía al día siguiente de se produzca la famosa declaración de independencia, anunciada por Mas para el día 9 de noviembre del 2014. Las primeras respuestas que ha ido recibiendo el señor President del Gobern catalán no parece que hayan causado mucho optimismo dentro del grupo de separatistas que pensaron, seguramente, que obtendrían un mayor apoyo para su causa. Francia, como no podía ser menos, ha dicho que este tema le corresponde decidirlo al gobierno de España, evitando meterse en un fregado diplomático en el que no le interesa entrar porque ellos podrían tener el mismo problema con la parte del País Vasco francés. Alemania dice que no ha recibido ninguna carta y es de esperar que el resto de países a los que se les envió tal engendro no tarden en contestarles a los catalanes en similares términos si es que se toman la molestia de hacerlo.

En unos momentos en los que, aunque lejanos y débiles, se empiezan a anunciar ciertas perspectivas de mejora de la situación de la nación española; cuando el Gobierno, por fin, se ha atrevido a sacar la Ley del aborto aunque ello, como era de esperar, haya soliviantado a toda esta izquierda que tanto presume de ocuparse de los millones de niños sumidos en la pobreza, pero a la que le importa un comino que cientos de miles de fetos, perfectamente viables, sean masacrados por la simple comodidad e irresponsabilidad de sus madres y de toda esta pléyade de impresentables y fanatizadas mujeres del feminismo más rancio, cuando en la actualidad los derechos de las mujeres están plenamente asumidos en España. No se conforman con perder protagonismo y la posibilidad de volver a la carga con esta nueva ley del aborto, les da fuerzas para seguir intentando aquello que, se vea como se vea, no es más que un atentado contra la naturaleza y la vida humana. Da pena ver como socialistas y comunistas hablan de retrocesos y de ataques a la libertad de las mujeres pero ninguno de ellos se preocupa de la suerte del nonato. Impresentable, señores, una verdadera canallada. O así es como lo valoro yo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris