Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Una ráfaga de aviso

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 27 de septiembre de 2006, 23:10 h (CET)
Los tiros que dispararon unos encapuchados del entorno vasco-etarra, pueden acabar por donde comenzaron, repitiéndose sobre cualquier ciudadano de España, pero, según lo que se distingue desde lo alto de esta ventilada columna, la intención era que fueran oídos en la cercanía de Zapatero y adláteres. Del mismo modo que el “respetable” (público) de los toros -con “avisos”, o no, de la presidencia-, manifiesta su descontento lanzando almohadillas al ruedo, sin que resulte necesario acierten en la cabeza de nadie, estos montaraces asesinos -irrecuperables para la democracia, como afirma Jaime Mayor-, demuestran su desaprobación ante el camanduleo negociador con el gesto elemental de apretar el gatillo.

A propósito, el nacionalismo vasco no quiere ser español, pero, y según informan quienes estuvieron allí, dispararon al aire con un “Cetme”, el arma automática diseñada en pleno franquismo, en 1950, por el Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales (CETME). “Lo suyo”, como afirma Epifanio, sería el Kalashnikov (AK). Además de ser arma reglamentaria del ejército en países de la extinguida área soviética, también es la preferida por la inmensa mayoría de grupos terroristas en el mundo entero, y con motivo. El AK47 está acreditado como el mejor, pero no es bueno dar ideas.

Desde los inicios de la legislatura, y desde este lugar de opinión, se viene estableciendo el paralelo entre ZP, y Don Tancredo, un famoso zapatero valenciano que a principios del s. XX, se hizo famoso por permanecer inmóvil sobre un pequeño pedestal en la mitad de la plaza de toros. Sostenía la teoría de que si al cornúpeta no se le provoca, no ataca. La gente asistía atónita ante ese gesto, y, casi, llegó el buen hombre a poder retirarse con abundantes beneficios. En efecto, ningún toro lo alcanzó, pero murió en el Hospital como consecuencia de un orinal de cerámica que un irritado espectador le arrojó desde el tendido y le acertó en el cráneo. Gobernar, como torear, es más que permanecer parado dejando que los animales correteen por la arena a su aire, o a su “bola” que se dice; es mucho más que prodigar sonrisas y gestos vacuos aupado, de continuo, sobre el podio de la demagogia.

Acerca de lo qué piensa ETA ante las negociaciones autorizadas por el Parlamento español, se puede deducir algo por los reiterativos comunicados que dan, o por la lengua suelta y encrespada de Otegui y compaña. El Gobierno, impávido, juega al despiste con la opinión pública. La banda asesina, mientras, corretea de aquí para allí, y se supone que en su provecho; también aporta invaluables testimonios gráficos, como las coces de sus encausados ante el Tribunal, o los desperfectos de sus “jóvenes generaciones” sobre la vía pública a primeras horas de la noche. La duración del “espectáculo” tiene el límite de la legislatura, y el “respetable”, en sus asientos, escasas veces se interesa, más bien bosteza, porque aquí, como en los toros, o se ve arte, o resulta aburrido. A diferencia de una mala corrida por televisión, no se puede cambiar de canal. Y, la emigración, los incendios, ENDESA, o qué mal lo hizo todo el PP, el “Pepiño”, la “piña de izquierdas”, Maragall, y los constantes requiebros por evitar que le agarre el OnceM, no dan más de sí. Algún espectador con incontinencia prostática, seguro, que, como precaución, se ha llevado el orinal a la plaza. Admitiendo amablemente esta respetable metáfora.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris