Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Perdonen que me ría

A los miembros del CGPJ, los nombran los políticos como hemos podido comprobar recientemente, para mí, este Consejo puede no estar exento de politización
Pascual Mogica
lunes, 30 de diciembre de 2013, 07:26 h (CET)
Hay días en que al leer la prensa te encuentras con noticias que no tienen nada que ver con las “chorizadas” protagonizadas por “robaperas” y “salta corrales” de guante blanco que tanto cabreo e indignación nos ocasionan y en cambio te encuentras con informaciones que te provocan la risa lo cual es muy de agradecer máxime en los tiempos que corren.

Hace unos días me encuentro con la noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) había solicitado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el que destinara tres jueces como refuerzo para la lucha contra la corrupción. Cerca de 800 juzgados, me refiero a todo el territorio español, investigan 1.661 causas de delincuencia política y financiera, de los que 280 corresponden a la Comunidad Valenciana (CV), creo que es la “campeona” en esto y también en la más miserable ruina económica, para lo cual el TSJCV reclamó ya hace mucho tiempo entre ocho y nueves jueces y otros tantos secretarios judiciales. Aquí en la CV nos encontramos con que el alto tribunal valenciano investiga una pieza del Caso Brugal motivado por supuestos amaños en el planeamiento urbanístico de Alicante, media docena de sumarios vinculados a la trama Gürtel y el supuesto fraude en el reparto de fondos que la Generalitat dedicaba a las ONG. Según informa la prensa el TSJCV llegó a advertir que, sin refuerzos, el funcionamiento de la sala podría llegar a paralizarse, para lo cual pidió al CGPJ ese refuerzo de tres jueces para poder dar la efectividad que se precisa en la lucha contra la corrupción.

Pero mira por donde, su gozo en un pozo, solamente va a recibir uno de los tres solicitados, con lo cual los procesos por corrupción, pueden quedar estancados o alargarse más que el caso Fabra que ya es decir, por cierto en el caso del que fuera expresidente de la Diputación de Castellón y “paridor” del aeropuerto castellonense, se da el caso de que por este caso pasaron nueve jueces y no se han aclarado los motivos de ese “tránsito” de magistrados, al menos nadie ha dado una explicación convincente, como creo que todos nos barruntamos que puede que no haya mucho interés político en que los casos de corrupción se tramiten judicialmente con la debida diligencia y rapidez y digo interés político porque en mi opinión y teniendo en cuenta los criterios que rigen para nombrar a los miembros del CGPJ, los nombran los políticos como hemos podido comprobar recientemente, para mí, en mi opinión, este Consejo puede no estar exento de politización y si a esto le añadimos que en los casos de corrupción están involucrados muchos políticos que ocupan cargos públicos y orgánicos, no creo que tengan mucho interés en que la cosa vaya por el camino más rápido. A mí hasta me ha extrañado que al TSJCV le hayan concedido uno de los tres que reclamó. Aquí en la CV hay ocho parlamentarios del Partido Popular implicados en casos de corrupción, por tanto no es ilegítimo ni aventurado el suponer que hay un interés político en que los procesos de instrucción de los casos de corrupción perpetrados por políticos no se gestionen adecuadamente.

Puede que a algunos les pueda sentar mal el que esta noticia de la petición por parte del TSJCV al CGPJ de tres jueces de refuerzo haya quedado con la concesión de uno solo, despierte mi hilaridad, pero no es esto lo que me hace reír y por lo que pido perdón de antemano, sino porque dadas las circunstancias concurrentes creo que ha sido todo un “éxito” del TSJCV el que le hayan asignado un juez más, esto es lo que me ha hecho reír. Claro que hay ocasiones en que uno ríe por no llorar.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris