Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Salvador Puig Antich'

Salvador Cortés
Redacción
jueves, 2 de noviembre de 2006, 06:51 h (CET)
Manuel Huerga, director del film “Salvador Puig Antich”, ha conseguido hacer una película redonda. Cosa extraña en estos tiempos donde la velocidad cinematográfica y el valor económico de una taquilla abundante afecta el resultado final de muchos largometrajes.

“Salvador...” narra la historia real de un joven barcelonés que en el año 1974 fue ejecutado por el gobierno de Franco de la manera más cruel; “El garrote vil”.

Cómo se puede ir intuyendo por esta breve sinopsis el tema del film da mucho que hablar pero lo verdaderamente importante de esta obra es su gran valor cinematográfico.

La película esta dividida en dos partes perfectamente diferenciadas; en la primera de ellas se cuenta la introducción de Salvador en el grupo radical de izquierdas y el posterior asesinato de un policía que él mismo comete. En la segunda parte de la historia, y de seguro la más importante y mejor filmada, se nos cuenta las consecuencias de este acto.

Es aquí donde el film demuestra toda sus grandeza. Todos los personajes, por mínimos que sean o anecdóticos, son analizados y personalizados de una manera sencilla pero certera. Recalcar aquí la gran labor del actor Leonardo Sbaraglia, interpretando a un funcionario de prisiones que poco a poco irá entablando una profunda amistad con Salvador. Y será el funcionario quién al final del film, en un grito arrebatador, expresará todo el dolor y el sufrimiento que la pena de muerte, sea del país que sea, produce en cada uno de nosotros.

La labor de dirección de Huerga también se nota en otros campos de esta magnifica película. El montaje es tremendamente acertado y juega muchas veces con la forma y el estilo documental. La fotografía, saturada de unos colores a veces grises y a veces luminosos, pero nunca equilibrados, refuerza la idea de una historia donde la esperanza y los sueños, siempre es lo último que se pierde.

Al final del largometraje salimos de la sala con la sensación de haber visto algo poco habitual. De haber presenciado una historia muy bien contada. De un relato que nos ha emocionado, nos ha hecho pensar, nos ha hecho sentir... Cine de verdad. La verdad del cine. 24 veces por segundo.

Noticias relacionadas

España, país invitado del X Festival Internacional de Cine de Cali

El FICCALI abrirá con la proyección de Cría cuervos de Carlos Saura

Llega la 15ª edición del Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona

Con más de 100 films comprometidos con los derechos humanos universales

El Festival Internacional de Cine de Cali celebra su décima Edición

El Festival trae una fuerte programación académica en el Encuentro de Investigadores

Lo que ‘Coco’ nos enseñó del Día de los Muertos

Así son los escenarios de México que inspiraron la película ‘Coco’

Sitges 2018: Pulsiones

Crónica del Festival VII
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris