Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

El aborto nunca debe ser un derecho

José Manuel Onieva, Granada
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 27 de diciembre de 2013, 07:37 h (CET)
Cuando se debatía la anterior ley de plazos “pro abortista” del PSOE de Zapatero, ya me pronuncié en contra. Ahora por los mismos motivos, que resumo, me manifiesto a favor de ésta que se va a debatir. Por cierto, ya era hora de que el PP cumpliera algo de lo contenido en su programa electoral. Eso no es “mala suerte para las mujeres”, como se lamenta la socialista Elena Valenciano, sino deber democrático con la mayoría que le ha votado. Si en España no hay pena de muerte y me felicito por ello, menos la puede haber contra un ser indefenso en todos los sentidos. Si el Estado protege la vida de los ciudadanos, hasta los condenados, convictos y confesos de crímenes horribles, no debe dejar de hacerlo con personas inocentes que van a nacer.

Si la vida humana naturalmente es fruto del amor y de la unión entre hombre y mujer, ¿puede ser sólo la madre la que decida sobre ella? Obviamente no. Con los medios actuales y una formación adecuada, ninguna mujer debe quedarse embarazada contra su voluntad y, si así fuese, los casos que la ley autoriza a abortar me parecen los lógicos. Todo lo demás creo que es irresponsabilidad e inmadurez por su parte a la hora de tener relaciones sexuales. ¿Qué es eso de que nosotras parimos nosotras decidimos? En mi opinión, una puerta abierta al asesinato impune.

Tampoco es normal que menores de edad puedan abortar sin el conocimiento y la autorización de los padres o tutores...el Estado no debe permitirlo, faltaría más. Conductas de consecuencias infinitamente menos graves están prohibidas y lo vemos lógico. ¿Cómo es posible que padres y madres de los partidos proabortistas estén a favor de esta barbaridad?.

Por supuesto, el Estado debe ayudar con todos los medios educativos, preventivos y sanitarios a que la vida humana concebida sea alumbrada con dignidad y seguridad. Si la madre, el padre o ambos no quieren hacerse cargo de su bebé, debe ser “tutelado” por el Estado y, en su caso y con las medidas legales pertinentes, ser dado en adopción si se puede. No es un tema de falta de libertad, ni de católicos ultras ni nada de “esas lindezas de la progresía militante”, es un tema de responsabilidad y decencia intelectual y moral.
Comentarios
JORGE EDUARDO ISAS 30/dic/13    22:48 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La crueldad del desarraigo

“Uno vive del donarse y del acogerse"

Con Sáenz de Santamaría el PP sería un zombi errante

“Modificar el pasado no es modificar un solo hecho: es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas.”J.L.B. – “La otra muerte de El Aleph”

Pedro Sánchez se hizo un Sánchez

El anunciado programa de Gobierno fue sustituido, sin más, por pinceladas

Sobre la Virgen del Carmen y su fiesta

J. Romo, Valladolid

En huelga por Cristiano

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris