Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Soluciones de emergencia

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
miércoles, 27 de septiembre de 2006, 01:06 h (CET)
El proceso de regulación de inmigrantes ha sido muy criticado en España y fuera de ella. Tampere (Finlandia) ha servido de escenario urgente para conocer la opinión de los representantes europeos y para configurar la solidaridad europea, de forma que se afronte la inmigración como un asunto global. Alemania y Austria no se han cortado lo más mínimo: han coincidido en que la solución no es legalizar a los inmigrantes “como desgraciadamente hemos visto en los últimos tiempos”.

Es positiva la actitud del Gobierno, respecto a no parar hasta encontrar una clara respuesta en la Unión Europea. Después de haber “tirado por la calle del medio” y no haber escuchado las recomendaciones europeas, buscan una fórmula que permita salir al Gobierno español del atolladero. A ello se une que los miembros del ejecutivo siguen sin “dar el brazo a torcer” y están plantados en su cantinela, no quieren oír hablar del “efecto llamada”, pero la Unión Europea se lo ha vuelto a recordar. El ministro de Justicia, López Aguilar, ha salido de España con la lección aprendida y ha ido contando a todos que es demagogia y simplificación seguir hablando del citado efecto. Menos mal que no han dejado hablar a Jesús Caldera, responsable de la puesta en escena, creador del problema y gafe adelantado del Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero.

El Gobierno español debe estudiar con detenimiento la propuesta de la Presidencia de la UE. Al ser España puente con África, la mayor parte de los inmigrantes recalarán aquí. Eso quiere decir que, si bien recibirá financiación, también deberá responsabilizarse del inmigrante, no solo durante el desarrollo del proceso, sino en el futuro, debiendo readmitirle en caso de expulsión de otro país. Está claro que hay que empezar por establecer normas comunes a la Unión Europea, sin más dilación. Canarias no puede apechar con el problema que tiene encima, las comunidades tienen un límite de admisión y el Gobierno no puede seguir cargando peso sobre la vicepresidenta, como si fuera la “apaga fuegos” de turno. Su trabajo y su cometido son suficientemente reconocidos, al contrario de lo que sucede con Jesús Caldera, por poner un ejemplo, quien no ha sabido sacar adelante ninguno de los proyectos encomendados a su departamento.

Hasta el momento, el más razonable ha sido el presidente de Coalición Canaria. Rivero tiene muy claro que carece de sentido crear más centros de retención de inmigrantes. Por otra parte, la ciudadanía advierte descontrol, descoordinación y contradicción en el Gobierno de Zapatero. Según todas las encuestas, la inmigración es la primera preocupación de los ciudadanos, por lo tanto no existe motivo para no afrontarlo con rigurosidad. Precisamente, el planteamiento efectuado por Rubalcaba, respecto a la repatriación urgente e inmediata de los inmigrantes, lo hemos planteado hace tiempo en diferentes medios, pero desde instancias socialistas siempre se ha rechazado, al entender que era pura demagogia. Empieza a pasar lo que con el felipismo: se acierta cuando se rectifica.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris