Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

El Madrid de baloncesto

Rodrigo Gil
Rodrigo Gil
martes, 26 de septiembre de 2006, 21:57 h (CET)
Ramón Calderón ya tiene su primer título como máximo mandatario del Real Madrid. No es ninguno de los ‘Grand Slam’ de la temporada (léase Liga, Copa y competiciones europeas), pero el Trofeo Comunidad de Madrid de baloncesto le ha llenado de “ilusión”. El aficionado blanco, a buen seguro, es un tanto más escéptico con una sección ninguneada en los últimos años e incluso tachada de molesta por deficitaria.

El presidente merengue apostó en su día por ¡Vlade Divac! –el cual ha tardado casi tres meses en aparacer con un saco de tareas en su agenda-, por el viejo sueño de hacer un gran pabellón Arena y por una NBA europea donde el Real Madrid sea el referente mundial. Como eslogan de campaña y propaganda de verano estaba bien, señor Calderón, pero la realidad del baloncesto madridista de hoy –año 2006- es diametralmente opuesta.

Y la realidad ha querido que el nuevo Real Madrid sea pilotado por Joan Plaza, un hombre con tremenda ilusión pero con todo por hacer. El acceso incluso a la disputa de los títulos se antoja una empresa harto complicada. En la Liga ACB hay, al menos, diez plantillas de igual o superior nivel al de los blancos, por lo que entrar en los playoffs por el título está carísimo, y en la Copa del Rey los cruces son mortíferos. Quizás una competición como la Copa ULEB pudiera ser el único respiradero de un equipo con cuatro piezas y un cuerpo técnico nuevos.

Habrá que esperar a ver las evoluciones de una sección con una historia inigualable que a la vez es una pesada losa para los actuales dirigentes del club. Atrás quedan nombres de leyenda como Emiliano, Brabender, Corbalán, Fernando Romay, Fernando Martín, Chechu Biriukov, Arvydas Sabonis o Alberto Herreros. Ellos escribieron páginas gloriosas para la sección. En el caso del gigante lituano, tras darle al Real Madrid la última Copa de Europa en 1995; y el en caso del que fuera gran estrella estudiantil, darle al club la última Liga hace dos años con un triple sobre la bocina que aún escuece en Vitoria.

Hoy, los Bullock, Tomas, Raúl López, Tunceri, Mumbrú, Felipe Reyes, Sinanovic y compañía son los encargados de devolverle al Real Madrid algo mucho más importante que los títulos, el honor perdido. Ese honor de aquellos hombres que hace veinte años ‘mataban’ por ganarle al Maccabi hasta en el Torneo de Navidad y que tenían a un público entregado en aquél vetusto pabellón del Paseo de la Castellana.

Vamos a ver si el Real Madrid recupera, como diría Pepu Hernández, la palabra ¡ba-lon-ces-to! y no el espectáculo de ciencia-ficción que pretendía instaurar el señor Calderón de la mano de un desconcertante Vlade Divac. A buen seguro que muchos socios y aficionados madridistas se conforman con que, un año más, la sección siga en marcha y no desaparezca. Ver para creer.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris