Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Gastronomía   -   Sección:  

Cóctel de langostinos

José Pedro Stöck
Redacción
lunes, 25 de septiembre de 2006, 18:01 h (CET)
Ingredientes: 8 tomates enteros en coserva. 12 cucharadas de aceite. 6 cucharadas de azucar blanco. Una escarola. Salsa mahonesa. Un limón. Sal, perejil y romero Colas de langostinos cocidas.

Elaboración:
Vamos a usar unos humildes tomates enteros en lata para hacer una cosa que
podríamos llamar cóctel agridulce de langostinos. Esto es un plato para
sorprender a sus amigos tipo Isabel Preysler, ya saben : estaba yo en el
jardín, cuando de repente, llegaron 27 amigos por sorpresa... Muy sencillo:
necesitaremos además unas colas de langostino cocidas: las hay congeladas
que salen muy ricas y una escarola.
Ponemos un cazo al fuego y colocamos en él dos tomates por persona.
Previamente, les hemos estrujado un poco para escurrirlos, procurando no
deformarlos. Añadimos al cazo tres cucharadas de aceite (siempre por
persona) y cucharada y media de azucar blanco. Ponemos sal y un pellizco de
romero y los dejamos confitándose a fuego lento durante una hora. De vez en
cuando les daremos una vuelta.
Limpiamos bien la escarola, la escurrimos, la picamos y la reservamos en un
plato hondo. En un bol, mezclamos mahonesa, un chorro de aceite de oliva y
el zumo de medio limón. Batimos bien hasta conseguir una salsa algo menos
espesa que la mahonesa y la mezclamos bien con la escarola en el plato.
Suponiendo que ya tenemos las colas de langostino cocidas descongeladas,
volvamos a los tomates. Tienen que haber quedado arrugados, como consumidos
y de un color rojo muy oscuro, casi caramelizados. Los sacamos del cazo a un
plato. En otro bol mezclamos una cucharada del aceite de este cazo con otras
dos de aceite de oliva crudo, unas gotas de limón y un buen pellizco de
perejil picado. Batimos bien para emulsionar.
Y ya está. Ahora a montar. Cojan un molde para emplatar. Si no tienen, no
pasa nada, vayan haciendo montoncitos: Colocamos primero una capa de la
escarola aliñada. Después una capa de colas de langostino y finalmente, un
par de tomates confitados. Retiren el molde y con una cuchara pinten
alrededor con la vinagreta de perejil que hemos preparado. Aparte de que
queda espectacular en el plato, la mezcla de sabores es toda una sorpresa.
Ya ven, un cóctel de langostinos muy diferente a ese deleznable plato tan
tradicional de las bodas, el cóctel de marisco: una copa bañada en un
líquido rosa en el que se pescaban, con suerte, algunos trozos quevedianos
de gamba, entre un mar de lechuga remojada y lacia. Oigan, que es que hubo
un tiempo en que no había banquete de boda que no empezara con semejante
homicidio marisquero.
Por cierto, les voy a proponer una sencilla variación, también exquisita: En
lugar de los langostinos, cojan bacalao, desálenlo y séquenlo. Hagan unas
migas, saltéenlas en la sartén con unos filetes muy finos de ajo y monten el
plato como hemos explicado. Otra delicia.

José Pedro Stöck
Cocinero.
Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris