Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Musical   -   Sección:  

Soñando con Broadway

Rafaela Rivas
Redacción
sábado, 30 de septiembre de 2006, 22:00 h (CET)
El Musical Més Petit celebra su 10º aniversario y abre la temporada del Villarroel Teatre con el espectáculo Merrily We Roll Along de Sondheim



Rafaela Rivas
“Cómo he llegado hasta aquí, cuándo se rompió…Nunca dejes de soñar mientras te haces mayor…” Esta la traducción de la letra de una de las canciones que se repiten en el espectáculo, escogido por Daniel Anglés (director de El Musical Més Petit –EMP-), para hacer gala de los 10 años de la compañía encima de los escenarios.
Merrily We Roll Along, que podría traducirse como “Felizmente vamos tirando” es la partitura que algunos críticos decían era autobiográfica del mayor autor de culto de Broadway, Stephen Sondheim, un Shakespeare del teatro musical.

Daniel Anglés no podría haber elegido mejor espectáculo para la ocasión, puesto que la historia trata sobre un grupo de amigos metidos en el mundo del teatro musical que durante su trayectoria (dos décadas) ven cumplirse, o perder, sus sueños sufriendo asimismo las modificaciones de sus relaciones. El espectáculo tiene una particularidad: la historia comienza por el final, cuando los protagonistas tienen aproximadamente 40 años. A medida que avanza el espectáculo y se retrocede en el tiempo se puede ir entendiendo el porqué de los fracasos, hasta llegar al punto donde empezaron a soñar, con tan solo 20 años, cuando son todavía inocentes y no pueden predecir los obstáculos que les esperan.

No es casualidad pues que la compañía haya elegido este espectáculo, quizás para hacer memoria no sólo al gran compositor que tanto admiran, sino también para detenerse un instante y observar dónde están y recordar quiénes querían ser cuando en 1996 decidieron montar la compañía. Tenían una idea muy clara cuando conversaban Susanna Domènech, Manu Guix, Pilar Capellades y Daniel Anglès hace ya diez años: hacer espectáculos donde el actor sea lo más importante encima del escenario, despojándolo de lo prescindible y transmitiendo emoción con cada una de las canciones que se interpreten. Siguieron los referentes anglosajones y americanos y destilaron la esencia hasta convertirse, y mantenerse, en la compañía que vemos hoy.

El secreto del éxito de EMP es la pasión con la que viven los espectáculos y esto se transmite a un público siempre satisfecho y agradecido que sin duda repite. Daniel Anglès encabeza en Merrily un reparto que se ha convertido en estos 10 años en un equipo casi inseparable: Joan Vázquez, Queralt Albinyana, Ester Bartomeu, Pilar Capellades, Xavier Mestres y el director musical Sergi Cuenca.

Merrily We Roll Along, (estrenada el pasado 13 de Septiembre en el Villarroel Teatre y en cartelera hasta el 29 de octubre), es tan sólo uno de los 4 grandes proyectos que EMP ha preparado para la celebración del 10º aniversario. Para fin de año en el Teatre Romea (y después del estreno en el Festival Temporada alta de Girona) la compañía ofrecerá una revisión del que fue su primer espectáculo ahora bajo el título Tu, jo, ell, ella i deu anys més (de nuevo con Susanna Domènech, Pilar Capellades i Daniel Anglès acompañados por la segunda generación formada por Sergi Cuenca, Joan Vázquez y Xènia García). El exitoso Hedwig (a nivel de intérprete es el trabajo más importante de Daniel Anglès) no podía faltar para esta celebración, aunque esta vez se estrenará en Madrid. Y por último, la segunda compañía EMP 2 (destinada a un público juvenil e infantil) estrenará el nuevo espectáculo De pel•lícula.

Quién le iba a decir a Daniel Anglès en 1996 cuando presentaron Tu, jo, ell, ella… i Webber…i Schönberg que las palabras del crítico de L’Avui, Marcos Ordoñez, se iban a hacer realidad: ”Espero que con los años vayan subiendo por el río del teatro musical y que acaben llegando a autores como Sondheim”. Pues efectivamente, han llegado y con nota alta. Así que aquellos que en algún momento hayan tenido una ilusión o hayan perseguido un sueño que no duden en ver el espectáculo porque se verán reflejados, con la ventaja que, siendo espectadores, no sufrirán los mismos daños que los protagonistas y podrán reflexionar, por ejemplo, sobre si la vida que están viviendo es la vida que quieren vivir, y quien no consiga llegar a estos niveles de introspección hacia uno mismo, o simplemente, no quiera complicarse, siempre puede decir que ha ido a ver un musical con una historia llena de sentimientos, buen humor y sobretodo, buena música. Pero de algo estoy segura, nadie se arrepentirá de haber pagado la entrada.

Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris