Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cartas al director  

Independencia subvencionada

Jonathan Calvo, Guipúzcoa
Lectores
@DiarioSigloXXI
jueves, 19 de diciembre de 2013, 08:35 h (CET)
Sobre si los habitantes de Igueldo tienen razones o no para su segregación, no voy a discutir, después de todo, Igueldo ya fue independiente antiguamente y en Guipúzcoa, a lo largo de los siglos, las pequeñas aldeas se han unido a otros municipios más grandes, segregado de ellos y vueltos a unir al mismo o a otro municipio, siempre según la conveniencia del momento. Lo criticable de este hecho es la conveniencia y el modo en que lo han hecho.

El modo, a traición, sin contar la Diputación de Guipúzcoa con el Ayuntamiento de San Sebastián, cambiando la leyes que el nuevo municipio no cumplia, para poder reunir así los requisitos legales, y engañando el alcalde donostiarra a la oposición con su supuesta neutralidad, o más bién dejandose ésta engañar, pués era más que sabido que el actual alcalde fué previamente el principal impulsor de la segregación.

Desde luego, la conveniencia del momento, para los segregadores, es innegable, pués era una oportunidad única que no podían dejar pasar, ya que se daba la circunstacia de que además de la plataforma seccesionista, tanto el Ayuntamiento como la Diputación se hayan controladas por Bildu, y que visto el descontendo ciudadano con su mala gestión, y que cada día va a más, dificilmente puedan repetir trás las próximas elecciones.

Pero sobre si es lo más conveniente para los ciudadanos, de Igueldo, San Sebastián o Guipúzcoa, permitanme discrepar.

En estos tiempos de crisis, es comprensible que los vecinos de Igueldo vean con esperanza los nuevos puestos de trabajo que se van a crear: Alcalde y concejales, con su correspondiente corte de asesores y funcionarios digitales(elegidos a dedo), aparte de los de oposición: administrativos, policias municipales, barrenderos, carteros, personal de mantenimiento, etc. Y todo ésto cuesta dinero, mucho dinero. Pero no hay problema porque la Diputación de Guipúzcoa dice que el nuevo municipio es económicamente viable. Y es viable porque obliga al Ayuntamiento de San Sebastián a seguir manteniendo y costeando algunos de estos servicios y otros sólo los pagará a medias... la otra mitad, correspondiente a Igueldo, se lo subvencionará la Diputación.

Pero lo que no les han dicho, y los vecinos no parecen haberse dado cuenta, es que cuando Bildu deje de controlar ambas instituciones públicas, es posible que los nuevos dirigentes del Ayuntamiento de San Sebastián se nieguen a costear los servicios públicos de otro municipio, y que los nuevos dirigentes de la Diputación decidan recortar o quitar esas subvenciones. Por cierto que, como todos los municipios guipuzcoanos menores de 7.000 habitantes, pasará a depender de la Diputación para casi todo.

Permitanme el simil, pero es como si un hijo se independiza y se va de casa, pero el padre le paga el alquiler y la madre le hace la comida y le limpia la casa... Así es muy facil independizarse.

Durante el último medio siglo la tendencia en toda Europa ha sido justo la contraria, la de fusionar municipios para ahorrar costes y prestar un mejor servicio a los ciudadanos. Y a pesar de que algunos se empeñen en llevarnos a vivir al siglo XIX, ya no estamos en él, donde la sociedad no requería más que tener una casa de juntas, unos aguaciles y poco más. Estamos en el siglo XXI y la sociedad actual requiere de un estado del bienestar, con infraestructuras y servicios básicos acordes con los tiempos, que poblaciones de menos de 20.000 habitantes dificilmente podrán mantener.

Y hacia ese destino es donde debemos empezar a mirar: de 89 municipios en Guipúzcoa, 66 tienen menos de 7.000 habitantes.

Y aunque el proyecto de la "Eurociudad", (la fusión de los municipios comprendidos desde Tolosa hasta Bayona), no sea hoy día más que una mera utopía, debe marcar el destino a seguir, ya que sólo una gran ciudad puede prestar los servicios e infraestructuras requeridos para el bienestar de los ciudadanos y ser económicamente viable.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos

Viva La France

Han pasado siglos desde que Joseph Rouget de Lisle creará el himno de La Marsellesa que para el batallón

Dejémonos amar

Nuestra gran asignatura pendiente, es no haber aprendido a querer, queriéndonos

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris