Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mahoma y Jesucristo

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
martes, 26 de septiembre de 2006, 00:36 h (CET)
A veces las cosas más elementales, por obvias, se olvidan o se ignoran. En el conflicto secular de religiones monoteístas, sobre todo entre el islamismo y el cristianismo, es sabido que ambas pivotan sobre dos figuras históricas: Jesús de Nazaret y Mahoma.

Cualquier conocedor de la Historia de las religiones, tendrá que admitir, objetivamente, que no hay parangón posible entre ambas figuras. Hay una diferencia abismal entre la persona histórica de Jesucristo y la de Mahoma

Con el máximo respeto- como quiere el Papa, lo demanda el Concilio y lo exige la razón y el sentido común-habrá que tener gran consideración para con los seguidores-radicales o moderados- del Islam.

Aún más. Esto no empece que todos los cristianos, siguiendo el ejemplo de los apóstoles, de nuestros mártires y de la fe secular de la Iglesia, proclamemos valientemente, por todos los medios a nuestro alcance, que Jesús es “verdadero Dios y verdadero hombre”,que “murió y resucitó por la salvación de todos”.

Por otra parte, hay que tener presente que Mahoma jamás se proclamó, como Jesús, Hijo de Dios, igual al Padre y al Espíritu Santo. Es cierto que los mahometanos aceptan a Jesús como profeta, nacido de María virgen, pero no como Dios.

Esta es la diferencia radical entre ambas religiones. Jamás un verdadero cristiano se tiene que avergonzar de confesar en público o en privado que Jesús es el Hijo de Dios. Esta es la fe de la Iglesia que todos nos gloriamos de profesar con el pensamiento, los labios, el corazón y la propia vida. ¡ADORADO SEA JESUCRISTO!

Noticias relacionadas

hasta qué punto falla la vigilancia

Este artículo de opinión es el segundo de cuatro para analizar el fenómeno de los refranes

Cataluña intenta desprestigiar a España

¿Hasta qué punto falla la vigilancia?

Quebrantos delictivos

Si diluimos las normas, diluimos las leyes y diluimos los razonamientos; nos evaporamos como personas

Amnistía Internacional y los tres de Altsasu

La Doctrina Aznar

La dignidad de una generación

La generación de nuestros mayores es la que vuelve a alzar su voz para vergüenza de quienes callan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris