Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Príncipes de la paz

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
martes, 26 de septiembre de 2006, 00:36 h (CET)
Deteniéndome ocasionalmente en un breve de TVE especie de informe semanal, referente a la orquestada controversia contra el Papa, no pude verlo más claro. Situándose en la supuesta actitud independiente, hacen comentarios personas que nada tienen que ver con el tema fundamental, se posiciona en una supuesta igualdad.

Es eso lo que ha aprovechado Zapatero con su respaldo a la justificación que hizo Benedicto XVI de su clase magistral en Ratisbona. Realmente no se ha condenado la violencia, la quema de la imagen del Papa e iglesias, la muerte de la religiosa y la ejecución de los tres cristianos. La verdad de las cosas radican en las fuentes y éstas no son ni más ni menos, que las palabras del Santo Padre.

El diálogo entre culturas sólo es posible con el entendimiento entre religiones, donde la razón y fe van unidas, nunca mejor entendido por Benedicto XVI desde el conocimiento de las sociedades profundamente religiosas cómo las islámicas. No puede haber un entendimiento o alianza entre culturas sino desde el ecumenismo religioso. Abandonadas hace siglos las guerras de religión por Occidente, no se puede justificar la violencia como instrumento de devoción divina. Aconfesionalidad significa que el Estado debe mantenerse al margen de la defensa de la religión que pudiera ser sustento de la civilización occidental de la que procede, pero no la de ser intermediario ante los crímenes y provocaciones que a nuestros valores y ciudadanos hermanos se les infligen, sin repudiarlos firmemente. La paz entre culturas empieza por la paz de espíritu, la comprensión y el entendimiento de las convicciones religiosas íntimas. unca entre supuestas alianzas ni "príncipes de la paz", que lo único que buscan es la recuperación de la ideología fracasada, poniendo a otras culturas como contrapeso.

Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris