Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'La máquina de bailar': filosofía barata con menos de todo

Pelayo López
Pelayo López
jueves, 2 de noviembre de 2006, 06:51 h (CET)
Para comprender el nuevo producto del “amiguete” Santiago Segura es necesario retrotraernos a nuestro pasado más reciente. Y más concretamente lo debemos hacer para aludir a “Simón”, aquel juego de la adolescencia, de quienes ahora rondamos la treintena, que consistía en imitar con nuestras manos la secuencia de colores que el aparato nos planteaba como reto. Ahora, esta película de la factoría Segura nos ilustra un juego similar llegado de oriente, como los Reyes Magos –en este caso los chicos de Konami por si no queda claro durante el metraje-, que nos mostrará un mundo eminentemente “sub”-urbano, el de los salones recreativos. Todo este ambiente queda plasmado desde el inicio de la cinta con unos más que destacables –incluso innovadores nos atreveríamos a decir tratándose de nuestro cine- títulos de crédito, un viaje por la “escalera” de la vida que tan bien refleja la historia y que va desde las mansiones de lujo al infierno de Woody Allen en Desmontando a Harry.

El realizador de Platillos volantes, Oscar Aibar, vuelve a formar pareja como en ese título ufológico con el joven circense Jordi Vilches, a quien suponemos que su plasticidad le ha venido bien para el aprendizaje. Curiosamente, para esta historia, el director ha contado en las tareas de guión con el talento “cómico” de Borja Cobeaga. Sin embargo, el argumento no es que esté muy trillado y faltan dosis de casi todos los ingredientes habituales en este tipo de películas. Le faltan chistes tanto en cantidad como en calidad, la escatología sigue presente pero en menor medida –bueno, esto se agradece-, la profundidad de los textos no hará que nos hundamos en sus aguas… Completan el reparto al estilo Equipo A el omnipresente Santiago Segura –dentro de poco nos volverá a sacudir con la segunda parte de Isi Disi- y unos cuantos jóvenes actores curtidos en series de televisión: Bárbara Muñoz –expresentadora del Club Megatrix que se maneja muy bien interpretando a una megapija guay fanática de las tarjetas de regalo musicales-, Eduardo García –el niño gamberro de Aquí no hay quien viva-…. Además, quizás lo más interesante del elenco sean las colaboraciones: José Corbacho –en un papel de malo malísimo que le cae como anillo al dedo-, Josele Román –actriz de los 70 que poco a poco con papeles como éste y el de Volando voy sigue presente en el cine-, y la más interesante de todas que nos toca además muy de cerca, la de Nacho Vigalondo –actualmente rueda su ópera prima Los cronocrímenes- en un papel de pijo pretencioso que acaba saliendo con la cabeza entre las piernas. Sin duda alguna, esto es de lo más interesante de la película, junto a la “real” sorpresa final que le pone la guinda al pastel.

Resulta también llamativo que, dados los acontecimientos, para la recreación del programa La juventud baila, del año 79, a pesar de no contar el proyecto con la participación de TVE, pero sí de otras cadenas, figure la primera porque era la única existente en aquella época. Creo haber escuchado en algún sitio que le han dedicado un estudio ¿universitario? a Belén Esteban, así que ya puestos, y me parece que con mucho mayor fundamento, ¿para cuándo uno sobre el buen ojo avizor para el marketing de Santiago Segura?. Lo que sí me resulta en cierto modo escandaloso es el hecho de que la película cuente con patrocinio del ICAA del Ministerio de Cultura, algo extraño a tenor de que los tintes educativos no se intuyen por ningún sitio. La máquina de bailar, un invento asiático al que se le ha dado cuerpo de celuloide en nuestro país. Por cierto, la esencia de los seguidores de este tipo de videojuegos y todo lo que a su alrededor se mueve ha quedado bastante bien reflejado, aunque si es cierto también que el montaje arquetípico de nuestro cine –le hubiese venido mucho mejor algo más japonés como la máquina- lo echa un poco a perder.

Si de Estados Unidos nos llegan películas taquilleras vacías como Cuestión de pelotas, Los calientabanquillos, Vaya par de idiotas… esta nueva propuesta del cine español nos presenta una parodia irreverente sobre las mismas, aunque no sabemos si de resultado muy distante. También tienen cabida recuerdos para clásicos como Rocky –con su ya archifamosa “mirada del tigre”-, Karate kid –con la silueta del protagonista sobre el sol rojizo-, e incluso a Delta force de Chuck Norris. Se nota que los protagonistas no son profesionales del baile, pero consiguen dar el pego y eso, sin duda, se agradece, porque suponemos que les habrá costado sus horas, sangre, sudor y lágrimas –no sabemos si también los tiros con que los adoctrina la extravagante profesora de la película-. En definitiva, se esconde algo más sobre esta nueva pista de baile de “Mr. Promociones”, por mucho que a primera vista pueda parecer, tal y como se nos recuerda con los propios diálogos, filosofía barata con menos de todo.

Noticias relacionadas

El cineasta Jörg Schmidt-Reitwein recibirá el Premio Honorífico en la Muestra de Cine de Lanzarote

Del 22 de noviembre al 1 de diciembre se podrán ver 24 películas repartidas en cuatro secciones

'El desentierro', de Nacho Ruipérez, triunfa en los Premios del Audiovisual Valenciano

Obtiene seis galardones, entre ellos el de ‘Mejor película’ y ‘Mejor director’

'El silencio es un cuerpo que cae' y 'Optimism', premios l'Alternativa 2018

Palmarés de l'Alternativa 2018, Festival del Cine Independiente de Barcelona

La Muestra de Cine de Lanzarote anuncia la programación de su octava edición

Seis de las siete películas de “Sección Oficial” competirán por el Premio del Jurado, dotado de 2.500 euros

España, país invitado del X Festival Internacional de Cine de Cali

El FICCALI abrirá con la proyección de Cría cuervos de Carlos Saura
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris