Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El PSOE y UGT ocultan sus miserias enlodando al PP

“De todos los hechos culpables ninguno tan grande como el de aquellos que, cuanto más nos están engañando, tratan de aparentar bondad” Cicerón
Miguel Massanet
sábado, 14 de diciembre de 2013, 11:45 h (CET)
Empezó por unas facturas amañadas de unas comilonas de miembros de la UGT en Andalucía que, cuando se pasaban a los libros contables, se convertían en virtud de vayan ustedes a saber que clase de magia sindical, en pagos por viajes de trabajo, conferencias o materiales de oficina. Se llegaron a pagar miles de euros por unos maletines, encargados en China para ser regalados a unos asistentes a un congreso o reunión en la que no podían faltar  regalos para los asistentes. Fue el principio de uno de los escándalos, junto al de los ERE’s fraudulentos, que la juez Mercedes Alaya ha destapado y que, si Dios no lo remedia, se puede convertir en el principio del fin del eterno presidente del sindicato de Pablo Iglesias, Cándido Méndez; que empezó por negarlo todo, acusando a los periodistas de mentir; tuvo que rectificar, admitiendo que en Andalucía se habían producido algunas facturas retocadas y acabó por tener que rendirse a la realidad, ante la evidencia de las pruebas que han venido surgiendo a medida que la investigación ha ido progresando, de que la UGT andaluza había incurrido en algunos falseamientos de los que, por supuesto, él no se daba por enterado.

Ahora ya se habla de que, en otros lugares de España, el “manual del perfecto defraudador” que, con tanta aplicación fue puesto en práctica por algunos miembros de la UGT andaluza, también se viene utilizando para engrosar las facturas de los proveedores en otras partes de España, con el fin de quedarse con el sobrante. Parece que queda claro la participación en la manipulación de ERE’s temporales de los que percibían, de los trabajadores afectados, unos honorarios por su asesoría y, por lo que se desprende de los expedientes tramitados por la juez Alaya, también una parte de las indemnizaciones que correspondían a los trabajadores perjudicados por el paro temporal o reducción de jornadas pactados. Apabullado por la magnitud del fraude y completamente desorientado, el señor Méndez llegó a decir que se había “planteado dimitir” pero, eso sí, cuando él pensara que había llegado el momento que, como no podía ser de otra forma, él consideraba que “todavía no había llegado” ¡ni llegará, señor mío!

Como cuando las cosas se piensan dos veces y un grupo de cara duras se reúnen para programar una estrategia evasiva que les permita desviar el tema que les viene acongojando hacia otras personas, a las que consideran culpables de que sus mangoneos hayan salido a la luz;  habiendo fracasado en su intento de amenazar a la juez Alaya y viendo que, por este lado, lo tenían todo perdido, han acordado, de la mano de su hermano mayor, el PSOE  del señor Pérez Rubalcaba, adoptar el camino de que: “no hay mejor defensa que un buen ataque” y, dicho y hecho, hete aquí que tanto el señor Méndez , como la portavoz parlamentaria del PSOE la señora Soraya Rodríguez, han salido en tromba  con el “nuevo invento” de culpar de una “campaña tacheriana de la derecha” en contra de UGT y los socialistas. Aparte de constituir una más de las huidas hacia delante a la que nos estamos ya acostumbrando ( los señores Mas y Juncadella han emprendido otra similar, solo que, en esta ocasión, en busca de una imaginaria secesión de Catalunya del resto de España), el hecho de intentar diluir el evidente desastre de la UGT andaluza y de los propios fracasos cosechados últimamente por el PSOE; está condenado al fracaso desde el mismo momento en que, en toda España, los ciudadanos, fueren del partido que fueren, saben que varios miembros de la UGT andaluza están imputados, algunos encarcelados por el caso de los ERE’s fraudulentos y que existen pruebas fehacientes de la manipulación de facturas para quedarse o gastarse dinero público en francachelas, comilonas y fiestas en la caseta de la feria sevillana. La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria del partido socialista andaluz, señora Susana Diaz,  ha dicho “estar dispuesta a llevar a los tribunales a UGT” y admite que dicho sindicato ha reintegrado 25.000 euros, indebidamente cobrados de la Junta de Andalucía.

Lo cierto es que, los Sindicatos mayoritarios españoles, están dando muestras, desde que la crisis empezó a afectar a España, de su falta de madurez, de su politización descarada ( durante el mandato de Rodríguez Zapatero se olvidaron de los millones de parados a los que llevó la política suicida del socialista; mientras seguían presionando a las empresas para que subieran los sueldos de los que tenían empleo) de su mercantilización y de la falta de honradez y solidaridad; de que muchos de sus miembros, algunos de la propia cúpula de la organización, se han dedicado a despilfarrar el dinero en subvenciones que recibían de los gobiernos para fines sociales ( cursos de formación, parados etc.) o bien para organizar francachelas y juergas o para hacerse regalos caros o, finalmente, y aún más odioso, para apropiárselo para su propio beneficio.

En estas circunstancias sus líderes, Méndez y Fernández Toxo, debieran empezar a asumir responsabilidades, dar el relevo a otras personas de su partido que tuvieran las manos limpias y entonar el mea culpa, en lugar de hacerse los inocentes y pretender que nos traguemos que, fraudes como el de los ERE y los despilfarros de la UGT y CC.OO de Andalucía, les eran desconocidos. Y, aún en el improbable caso de que así fuera, no les restaría un ápice por su responsabilidad in vigilando que les obligara por coherencia y vergüenza a presentar su dimisión irrevocable.

Unos sindicatos que tan poco han hecho por los parados; que sólo se preocuparon del desempleo cuando el señor Rajoy asumió la presidencia del Gobierno; que manejando un patrimonio tan importante como el que poseen y disponiendo de las ayudas millonarias que reciben del Estado, han sido incapaces de colaborar en sacar del desempleo a los miles de trabajadores a los que hubieran podido auxiliar. Para más INRI, siendo los que más se han opuesto a la reforma laboral que el Gobierno, por exigencia de Bruselas, tuvo que poner en práctica; han sido los primeros que se han acogido a ella para despedir a sus propios trabajadores, con la mínima indemnización de 20 días por año de servicio.

La última de sus “proezas”, la más ignominiosa y de la que sus jefes nos debieran de dar explicaciones, ha sido, sin duda, la de apoyar la locura de los políticos catalanes de proclamar una consulta para decidir si Catalunya se quiere convertir en una nación independiente o no. El partido socialista, a pesar de las dudas que en un principio nos causaron las reticencias del PSC, parece que ha entrado en razón y ya anunciado, por voz del señor Rubalcaba, estar en contra de tal locura y, por tanto, de la consulta soberanista catalana; un gesto que le honra a pesar de lo que ha sido su trayectoria política hasta este momento. Méndez y Toxo debieran darnos razón del porqué de dicha decisión y aclararnos si ellos también comparten el mismo criterio.

Dicen que los sindicatos son imprescindibles y puede que tengan razón pero,  sin duda, no esta clase de sindicatos anclados en el siglo XIX; convertidos en burgueses y potentados, insensibles a las necesidades de los trabajadores y dedicados a hinchar las arcas de sus respectivas formaciones para que de ellas se beneficien liberados y directivos a costa del resto de los españoles. Es preciso que se emprenda una regeneración sindical a fondo, librando a UGT y CC.OO de todos los parásitos que subsisten entre sus afiliados.  Este es, señores, mi punto de vista en esta cuestión.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El respeto como exigencia armónica

Necesitamos avivar el lenguaje de la consideración y del respeto

Ética de Pedro Abelardo

Fue un extraordinario pensador y dialéctico

Montados en la misma burra

Albert Boadella ha sabido dar una ejemplar lección a quienes rociaban con sal los sarmientos de la convivencia

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris