Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Fútbol   -   Sección:  

Balones fuera

José Enrique García
Jose Enrique García
domingo, 24 de septiembre de 2006, 21:42 h (CET)
Difícilmente podría haber imaginado José Luis Mendilíbar, técnico del Valladolid, que su decisión de andar por los vestuarios de los equipos rivales comunicándoles que su equipo no tiraría el balón fuera en caso de que un contrario estuviera tirado en el terreno de juego iba a tener tanta repercusión y tantos adeptos. El fútbol es un deporte de contacto en el que es inevitable y ¿por qué no? noble que se produzcan encontronazos en la lucha por el balón y las razones de Mendilíbar en torno a si echar la pelota fuera o no vienen a ennoblecer aún más este deporte, manchado en exceso de tramposos.

En fútbol, si existe alguien más tramposo que los españoles, esos son los italiano. Perfectos ejecutores del “otro fútbol”, dominan como nadie el arte de sacar oro del más mínimo resquicio del reglamento para llevarlo a su terreno. Pero hete aquí que Fabio Capello, más italiano que ninguno con su catenaccios y sus Emerson y Diarra, se postula a favor del no echar el balón a la banda. Esto ya lo venía haciendo en la Juventus, donde dio orden de no parar de jugar a no ser que lo ordenara el árbitro. Este año ya lo hemos visto en el partido ante la Real Sociedad. Aún considerando exagerada la medida – en ocasiones es manifiesto que el rival se ha hecho daño y que necesita asistencia- y teniendo en cuenta que debe ser el propio futbolista quien, en el campo, juzgue si su propia acción es motivo de que el compañero sea asistido, el gesto de Capello no hace sino descender al Real Madrid de las galaxias perdidas de la mano de dios en las que se encontraba al suelo.

En este Madrid ya no caben las estrellas que no trabajan –Cassano se mata a defender en cada partido- ni las que no dan la talla –y ahí está Beckham chupando banquillo después de tres años en los que ha sido intocables sin merecerlo-, ahora si se gana por 1-0, como ayer ante el Betis, “el Madrid ha hecho un partido buenísimo” (Capello dixit) y si el rival se lesiona no se echa el balón fuera porque el Madrid ya no es un equipo señor al margen del resto. Ayer, en el campo del Betis, ya empezó el Madrid a probar su propia medicina. En la grada del Ruiz de Lopera no se creían que Cicinho estaba lesionado ni cuando lo vieron salir del campo en camilla. Lo mismo ocurrió con Reyes, que tuvo que ser sustituido por Beckham. El caso del utrerano es curioso. Criado a las órdenes de Caparrós, cada vez que era tumbado se quejaba hasta el extremo, pero su paso por la Liga inglesa –allí no hay trampas en el campo, esas están ahora en los despachos- hizo que ahora se levante como un resorte cada vez que el árbitro señalara una falta.

Con estos cambios Capello ha hecho que en el Madrid se hable de fútbol y nada más. El equipo blanco ahora es como los demás. Ahora los triunfos priman sobre el marketing y la imagen que se da hacia el exterior. Para eso se trajo a un entrenador ganador. Cuatro años de sequía dan para pensar y ahora ya vale todo. Y si hay que apoyar la medida de Mendilíbar pues se apoya.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris