Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los trabajos y los días   -   Sección:   Opinión

El informe Pisa

Vivimos en un mundo dominado por la estadística, ese sucedáneo de las matemáticas
Francisco Morales Lomas
jueves, 5 de diciembre de 2013, 09:15 h (CET)
Vivimos en un mundo dominado por la estadística, ese sucedáneo de las matemáticas. Y la estadística nos dice que seguimos igual de “analfabetos” que siempre. En diez años apenas si ha habido variación con respecto al grupo de cabeza. Instalados en una cutre medianía, los jóvenes españoles son ni fu ni fa con respecto a los del resto del mundo.

Sin embargo, el informe demuestra muy a las claras que en España educación va ligada indefectiblemente a situación económica familiar. Y es que los pobres siempre han dado mucho juego en esto de las estadísticas. A menor ingreso los resultados de los jóvenes son peores y viceversa. ¿De dónde sacarán las familias humildes los honorarios de un profesor particular (no tienen para comer) ahora que se han cargado las clases de repaso en los centros? ¿Serán los padres sin apenas estudios de esos chicos los que estarán pendientes de sus tareas escolares a diario? Bastante tienen con intentar sobrevivir.

Murcia, Extremadura, Baleares y Andalucía a la cola del informe, tal como están a la cola del paro y de tantas otras cosas; y Navarra, País Vasco, Madrid… a la cabeza, como en tantas otras.

En el mundo llama la atención el cambio en el liderazgo por los asiáticos en detrimento de la joya de la corona, los finlandeses, que han sido barridos del primer puesto. ¿Qué les sucedió a los frígidos vikingos del norte cuando su modelo era el súper one, la panacea? Pues sencillamente que los asiáticos arrasan. Su competitividad es tal que han convertido a los jóvenes en rambos de la estadística y uno de Singhapur o de Hong Kong por tal de convertirse en el número uno del mundo es capaz de hacer lo que sea, hasta no dormir, hasta no comer, hasta parar el tráfico, hasta suicidarse. Uno de los países con mayor índice de suicidios de estudiantes de la estadística Pisa son los surcoreanos, se suicidan como chinches, sometidos como están a una presión atroz de las familias y la sociedad.

En España la estadística no funciona. La pareja de diletantes Wert y Gomedio se va a cargar la estadística definitivamente: más alumnos por clase, reducción de presupuestos generales, profesores con más número de horas y peor pagados, falta de inversión en clases de recuperación y apoyo, falta de perspectiva para solucionar los males de la educación, insuficiente participación de los padres… van a generar a la larga que la estadística acabe apoderándose de los alumnos españoles y nos convirtamos en los peruanos del informe Pisa, los últimos de la cola, ¡pobrecitos!, con lo bien que escriben Vargas Llosa y Bryce Echenique.

Comentarios
Casas Viejas 05/dic/13    20:16 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris