Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Presos de la libertad  

El pregón según Carod-Rovira

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
sábado, 23 de septiembre de 2006, 02:08 h (CET)
La escritora Elvira Lindo, que hoy leerá el pregón con el que dan comienzo las Fiestas de la Mercè de Barcelona, ha sido objeto de numerosas críticas de hasta 80 entidades culturales que han puesto el grito en el cielo, al conocerse que se expresará en castellano y no en catalán.

La primera Fiesta de la Mercè de Jordi Hereu, nuevo alcalde de la ciudad, se ha convertido en el primer pulso político para las elecciones municipales del próximo año.

Jordi Portabella ha anunciado que no asistirá al pregón y Xavier Trías le advirtió que “así no se defiende la identidad”. ¡De lo que se ha salvado Joan Clos!, quien el año pasado ya tuvo su polémica al presentar a una cubana en el cartel promocional.

Pero Carod-Rovira también ha dicho la suya, como casi siempre, y asegura que un escritor de prestigio puede dar el discurso en cualquier lengua románica. Eso sin mover el bigote, y sin tener en cuenta que quizás la decisión de Elvira no es, como ocurre en muchos ciudadanos, un problema de lengua, sino de la libertad de expresión que ofrece en una ciudad bilingüe como es Barcelona, mal que pese a algunos.

Hablando de la libertad de expresión… ¿los que critican a Elvira Lindo son los mismos que defienden a Rubianes? Recuerdo que las manifestaciones públicas y personales del actor, que por otra parte no deberían tenerse en cuenta en el terreno profesional, fueron en castellano y antes unos espectadores que aplaudieron en catalán. ¿Por qué Elvira Lindo no puede manifestarse del mismo modo en castellano? La Fiesta de la Mercè es de todos los barceloneses; los que se expresan en catalán, pero también de los que prefieren hacerlo en castellano.

A pesar de todo, la escritora que estaba tranquilamente en Nueva York cuando fue invitada -no lo olvidemos a la hora de criticar a alguien-, ha comentado que dirá alguna palabra en catalán, únicamente por simpatía. Demasiada cortesía para un público tan poco cortés.

Noticias relacionadas

La feria de las vanidades

Como en aquella novela de W. Thackeray, que fue publicada por entregas, la feria de Málaga cada día “nos trae su afán”

Hoja de buenas acciones

Hoy me he vuelto a levantar con la noticia de otra violación en mi ciudad, la segunda en las Fiestas de Gracia de Barcelona

Sentido de urgencia y necesidad de cambio

“Una transformación de mente y ánimo no excluyente es culminante, sobre todo para el bienestar de las generaciones venideras”

¿Por qué el Gobierno intenta imponernos cómo vivir nuestra existencia?

¿Es la libertad algo más que el derecho a vivir como se desee? Nada más. (Epícteto)

Mi barrio y yo

Mi pregunta para Ada Colau es, si llega a leerla claro: ¿Está usted dispuesta a asumir las consecuencias, y de qué modo personal alguno, si uno de esos extranjeros por ejemplo viola o asesina a alguna persona en nuestra ciudad?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris