Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Abogado   -   Sección:  

¿Separación o divorcio?

Toni Botías García
Redacción
jueves, 21 de septiembre de 2006, 07:29 h (CET)
Transcurrido el período vacacional una de cada tres parejas dan por finalizada su relación matrimonial, prueba de ello es el creciente número de demandas que en estas fechas se presentan en los Juzgados de Familia. Las razones son diversas, pero parece evidente que en vacaciones las parejas permanecen más tiempo juntas y es en ese momento donde afloran las desavenencias, la falta de respeto, la incomprensión...

El presente artículo pretende ofrecerle al lector una visión genérica y sucinta de las principales novedades que contempla la ley actual (la llamada nueva ley de divorcio) y que simplifica los procedimientos de separación y divorcio . Debe tenerse en cuenta que cuanto se expone en el presente trabajo hace referencia a la legislación civil común que es la aplicable con carácter general, a pesar de que existen peculiaridades territoriales para los distintos regímenes civiles forales.

La entrada en vigor el pasado año de la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, ha propiciado que cada vez sean más los cónyuges que soliciten directamente el divorcio sin necesidad de la previa separación de hecho o judicial.
En la actualidad la separación y el divorcio se conciben como dos procedimientos diferentes a los que las partes podrán acudir sin necesidad de justificar ninguna causa, siendo suficiente la voluntad de uno de los cónyuges para poder solicitar la separación o el divorcio. De esa forma la ley regula expresamente la doctrina jurisprudencial de los últimos años donde los jueces dictaban sentencias sin entrar a valorar las causas que habían motivado la separación (infidelidad, abandono del hogar, incumplimiento de obligaciones conyugales...) y se centraban exclusivamente en regular los efectos de la ruptura matrimonial.

De esta forma la ley establece la posibilidad que sean los propios cónyuges los que puedan elegir entre interponer un procedimiento de separación (autorización a vivir separados sin que puedan contraer un nuevo matrimonio) o bien interponer directamente un procedimiento de divorcio (disolución del vínculo matrimonial con la posibilidad de contraer un nuevo matrimonio) sin la necesidad de tener que solicitar previamente la separación judicial. Con esta medida, se evita el doble procedimiento y se minimiza tanto el coste económico como el coste emocional.

Tanto el procedimiento de separación como el de divorcio podrán ser solicitados transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio a petición conjunta de ambos cónyuges; a petición de uno de los cónyuges con el consentimiento del otro; o a petición de uno solo de los cónyuges. No obstante, no será preciso el transcurso de los tres meses cuando se acredite la existencia de riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.
Desaparece la necesidad de justificar la causa por la que se solicita el divorcio, en este caso tan solo será necesario la voluntad de alguno de los cónyuges y acreditar que han transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio.
Cuestión controvertida por lo que hace referencia a la guarda y custodia de los hijos menores que puedan haber en el matrimonio siendo la principal novedad la posibilidad que tienen los padres de poder acordar el ejercicio compartido de la guarda y custodia de los hijos. No obstante el juez antes de acordar el régimen de guarda y custodia compartida deberá recabar informe del Ministerio Fiscal; oír a los menores que tengan suficiente juicio (en especial, si tienen más de 12 años) ; valorar las alegaciones de las partes vertidas en la comparecencia y por último valorar la relación que los padres mantengan entre sí y con sus hijos.
No obstante la decisión judicial sobre la custodia compartida siempre se adoptará a favor del interés superior del menor.

Respecto a la pensión compensatoria cabe reseñar, que con la ley actual deja de ser una pensión para convertirse en una compensación económica que podrá consistir en una pensión temporal o en una pensión por tiempo indefinido o en una prestación única. Dicha “compensación” se determinará en el convenio regulador o en la sentencia y se establecerá a favor del cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro cónyuge e implique un empeoramiento respecto a su situación anterior en el matrimonio.

Por último y en cuanto al procedimiento a seguir hemos de diferenciar si se trata de un procedimiento de mutuo acuerdo o de un procedimiento contencioso (se interpone cuando las partes son incapaces de llegar a un acuerdo por ejemplo en lo relativo a la guarda y custodia de los hijos menores, a las cargas patrimoniales y alimentos, a la liquidación del régimen económico matrimonial ) .

En el procedimiento de mutuo acuerdo los cónyuges deberán aportar junto con la demanda de separación o divorcio el convenio regulador que deberá de contener al menos lo siguiente: el cuidado de los hijos menores sujetos a la potestad de ambos , el régimen de visitas así como la comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que viva fuera del domicilio conyugal; la atribución del uso de la vivienda familiar; la liquidación cuando proceda del régimen económico matrimonial; así como la pensión o renta vitalicia.
A la vista de la solicitud de separación o divorcio se citará a las partes para su posterior ratificación del convenio regulador. No obstante y en atención a las circunstancias podrá el juez no aceptar lo pactado por las partes cuando se cause un posible perjuicio para los hijos o para los propios cónyuges.

Si por el contrario se insta un procedimiento contencioso los efectos de la separación o divorcio los decidirá el juez previa propuesta fundada en la demanda respecto a las medidas que hayan de ser reguladas y que básicamente versarán sobre aspectos patrimoniales y sobre los relativos a la guarda y custodia de los hijos comunes.

ASPECTOS A DESTACAR.
 Se puede interponer directamente la demanda de divorcio sin necesidad de una separación previa (se minimiza de esa forma el coste económico y emocional).

 Podrá interponerse la demanda de separación o divorcio transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio (no obstante en el supuesto de maltrato físico o psíquico no será preciso el transcurso de los tres meses).

 Desaparece la obligación de justificar la causa en virtud de la cual se solicita la separación y/o el divorcio, siendo suficiente la voluntad de uno de los cónyuges.

 La ley 15/2005 regula expresamente la guarda y custodia compartida previo informe favorable del Ministerio Fiscal.

 La Pensión compensatoria deja de ser una pensión para convertirse en una compensación que podrá ser indefinida, temporal o a tanto alzado.

Toni Botías García
Abogado
Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris