Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

Pasarela Cibeles: los esqueletos vuelven a su tumba

Raúl Tristán

viernes, 22 de septiembre de 2006, 00:24 h (CET)
Hace unos escasos meses, mis palabras eran de reproche hacia la Pasarela Cibeles, escribiendo la hilo de ella y de similares acontecimientos dos artículos: "Pasarela Cadáveres: momias de lujo" y "Moda cadáveres".

Entonces criticaba con dureza la permisividad que se mostraba, por parte de todos los estamentos, del fomento de la escualidez, de la apariencia de muerte en cueros, y en un tercer artículo, "Mujeres 10" alababa la iniciativa de una determinada marca cosmética que había iniciado una campaña llamada "Por la belleza real".

Hoy, gracias a la movilización de las conciencias, gracias a las puyas mediáticas de muchos, gracias a todos, uno de los grandes escaparates de la moda, Cibeles, ha impuesto, a las modelos que en ella desfilen, la condición de superar un IMC de 18.
Además, se pretende que no desfilen menores de 18 años, y que el maquillaje no simule rostros demacrados...

En los últimos tiempos, por no sé qué extraño influjo macabro y llevados de la mano de no sé qué tarados mentales, se caminaba a pasos de gigante hacia un canon basado en la delgadez extrema, la exaltación de lo óseo, la veneración de lo cadavérico y lo momificado. Y lo triste es que las propias modelos de ultratumba, imbuidas de esa maléfica tendencia, han llegado, y llegan, a defender la normalidad de sus pesos, medidas y apariencias, tachando al resto de herejes del mundo de la pasarela. Y lo peor, algunos modistos, diseñadores y similares se han opuesto a las medidas, pensando tan solo en su estúpido concepto de perfección de la belleza y, por supuesto, en las perdidas económicas que un cambio que no esperaban les va a suponer.

Hay carroñeros del corazón, pero también los hay de la pasarela.

Entérense de una vez: ¡No queremos muertos vivientes! ¡No queremos zombies luciendo palmito!

Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris