Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Tailandia

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 22 de septiembre de 2006, 00:24 h (CET)
En Tailandia el box se pelea con golpes de patadas y la monarquía constitucional acepta golpes militares. En los 60 años que lleva el reinado de Bhumibol (el jefe de Estado más antiguo que hay) se han dado casi una veintena de cuartelazos y 26 cambios de gobierno.

En 2001 Thaksin Shinawatra fue electo primer ministro y en el 2005 se convirtió en el primero que acababa su mandato siendo re-electo. Desarrolló su propia doctrina económica combinando keynesianismo con privatizaciones. Al igual que el italiano Berlusconi controlaba las telecomunicaciones y quería invertir en equipos de fútbol. Un escándalo se armó cuando vendió su empresa por $US 1,900,000 sin pagar impuestos.

Lideró una guerra antidrogas que causó 3,000 muertos y una feroz represión contra las tres provincias musulmanas de este reino budista. Por eso EEUU y Australia condenan su caída, aunque ésta es saludada por parte de la oposición democratizadora.

Los últimos meses las calles de Bangkok eran escenarios de grandes marchas que lograron hacer que la corte electoral aceptase las denuncias de fraude. El golpe del general musulmán Sonthi Boonyaratglin busca frenar esas protestas, estabilizar al país y parar impedir el ‘Plan Finlandia’ con el que supuestamente Thaksin quiso derrocar al rey.

Habrá que ver si este nuevo golpe cumple con entregar el poder a civiles, realizar elecciones y evitar nuevas jornadas callejeras o el crecimiento de la insurgencia mahometana.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris