Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Fabio, es lo que hay

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 19 de septiembre de 2006, 20:55 h (CET)
Tengo que darle la enhorabuena a Fabio Capello. Con un equipo seminuevo, lento y sin ideas, con vicios adquiridos y criticado hasta la saciedad, ha conseguido encaramarse a la cuarta plaza de la Liga con 7 puntos, cifra que firmaría el perfeccionista Mourinho. Los números hablan.

Ahora, una cosa son los números y otra muy distinta lo que desea el aficionado madridista. Si analizamos los rivales que le superan en la tabla encontramos al Sevilla, Barcelona y Valencia. Es entonces cuando podemos empezar a hablar de fútbol, un fútbol que en estos momentos es de otra dimensión al del Real Madrid.

En privado, tanto Capello como el propio Pedja Mijatovic reconocen que sí son todos los que están pero no están todos los que son. Y aunque el Madrid se ha reforzado bien en la destrucción del juego, no ha traído a un 5 puro que reparta juego, que pinte las jugadas, que controle a la perfección el ritmo más conveniente del partido: el cerebro, vaya. Pudo ser Agüero, pudo ser Cesc, pudo ser Iniesta, pudo ser Gago... pero esto es lo que hay, Fabio.

Y lo que hay son jugadores en medio campo con otra forma de ver el fútbol. Al final, serán Reyes, Guti o Robinho los que desatasquen a base de astucia muchos partidos del Real Madrid. Pero el hecho de que Guti, un año más (y van...) arranque de jugador número 12 y acabe siendo titular indiscutible (al tiempo) es en sí mismo un contrasentido, el claro ejemplo de que la política deportiva en la ‘casa blanca’ hace tiempo que dejó de existir. Este problema lo ha solucionado el Barcelona con estudiadas rotaciones. Iniesta no se siente suplente de Xavi, pero Guti sí lo es de Emerson. En can Barça todos se sienten partícipes; en el Madrid hay vacas sagradas, titulares discontínuos, suplentes y la cantera, que ésta es otra historia. El equipo está parcelado.

Capello, en su segunda etapa en el Madrid, está siguiendo al pie su guión de técnico resultadista. Quizás para eso ha vuelto. No nos engañemos, el club está sumido en una urgencia de títulos que todo lo devora y el italiano ha prometido eso, títulos. Pero mucho van a tener que cambiar las cosas en los próximos meses para pasar por encima de equipos como el Barcelona, Arsenal, Chelsea, Milán, Bayern, Olympique, Valencia, Sevilla... Por fútbol no, desde luego.

Lejos de debates mediáticos por si juega o no Raúl, Emerson o Ronaldo, el Madrid debe amarrar puntos a lo Capello, rebuscar en el mercado de invierno (sección oportunidades) y traer esa pieza organizativa que le falta, porque el coche no suena bien. ¿Quién? Bueno, los técnicos sabrán aunque el gran Zidane del Mundial le hubiera venido de perlas a este renovado Madrid.

Pedja, trae a un tipo con desparpajo del corte de Lucas Biglia, ése joven argentino del Anderlecht que os volvió locos en el Trofeo Bernabéu, y dale el balón. Es bueno, bonito y barato. Verás que cambio.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris