Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Sin acritud   -   Sección:   Opinión

Los no alineados

Cristóbal Villalobos
Cristóbal Villalobos
martes, 19 de septiembre de 2006, 00:04 h (CET)
Mientras los no alineados se alinean en contra de Estados Unidos y de todo aquello que huela a democracia y a Occidente, el islamismo radical y fascista vuelve a sacudir al mundo.

No entraré en las palabras del Papa que han causado la indignación de los países musulmanes. No es algo que me interese lo más mínimo, aunque sin duda tendría razón, algo que pierde al recular ante las amenazas radicales.

Los gobernantes de los países islámicos, o incluso islamistas en su mayoría, dónde las democracias o no existen o son una coartada para las dictaduras, siguen sin comprender conceptos tan simples para nosotros como la libertad de expresión o, simplemente, la Libertad.

Así se apresuran a crucificar a todo aquel que no crea en lo que ellos creen ,o digan lo que a ellos no les convienen. De esta forma se perpetúan en su estatus los sultanitos, dictadores y reyezuelos que con la ayuda de la religión, al igual que se ha hecho a lo largo de la historia de la humanidad, oprimen a sus pueblos y los utilizan, logrando además, que crean que los causantes de su situación calamitosa son los países occidentales.

Pues bien, por si todo esto fuera poco, en la Europa de la democracia, grandes sectores de las clases predominantes no dejan de apoyar a estos tiranos del Tercer Mundo. Parece ser que lo verdaderamente de izquierdas es ayudar a los ricos y a los explotadores de estos países, en vez de socorrer a los que sufren hambre y persecución por parte de estos paladines de la intolerancia, que ellos tanto dicen defender.

De esta forma vemos como estos países asesinos y torturadores se reúnen en casa del decano de todos ellos, Fidel Castro, con la simpatía del señor Annan, que se supone que es el máximo representante de una organización que debe perseguir la paz mundial y la libertad, entre otras cosas. Nos dan lecciones de democracia, como si hubiera algún demócrata entre ellos, y gobiernos demócratas y “progres” como el de España o el de Francia, acuden como invitados a la farsa siendo cómplices de la injusticia, la esclavitud y la violencia en el mundo.

Antes de que cualquiera pretenda rebatirme esas últimas líneas y antes de que saque a relucir la injusticia del capitalismo o el imperialismo yanqui, me gustaría que me explicaran la Libertad que hay en países como Cuba, con sus presos políticos incluidos, o en Arabia Saudí dónde el sólo hecho de ser mujer y adúltera o ser homosexual puede provocar la muerte a pedradas. Estos son los países que nos enseñan a hacer un mundo más justo.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?

Víctimas sin voz

Nos merecemos otros cuidados y otros líderes

Tempus fugit a toda leche

En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris