Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Fiscalidad del divorcio exprés

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
martes, 19 de septiembre de 2006, 00:04 h (CET)
Hemos escuchado el anuncio por parte del Ministerio que regenta Solbes, por el que se ofrecerán beneficios fiscales en la compra de vivienda por parte de los separados o divorciados. A ojo de buen cubero lo que se vende es un apoyo a esa divertida ley del divorcio exprés, que destroza la familia más rápidamente pero por otra parte el Estado te ayuda. Divertido si a la verdad nos atenemos, puesto que el que pasa por el divorcio exprés sin comerlo ni beberlo, pasa a una situación directamente y sin separaciones previas.

Esta situación que no habla Solbes es que el padre separado pasa pensiones a los hijos, y a la madre si gana menos que él, quedándose con la vivienda la madre con los hijos. O sea, el caso más habitual de una sola casa con hijos y el padre gane más o no trabaje la madre, los jueces del divorcio exprés le pueden detraer entre el 35 al 65% de sus ingresos -según juez, día y ánimo del mismo- , y dejarlo sin casa. Este hombre en caso de hipoteca de la vivienda donde viven sus hijos, está obligado a seguir pagándola aunque no viva en ella, por lo que lo norma será que no tendrá suficiente para comprar otra vivienda. Ni un banco le ofrecerá una hipoteca, a ese divorciado expresamente por la ley. Qué beneficios fiscales serán esos que cuenta Solbes para la compra de vivienda, que no puede comprar uno y que la otra ya tiene por el divorcio exprés. La medida suena muy bien, pero podían preguntar a muchos expresdivorciados medios que tienen suerte de tener padres con vivienda para poder vivir en ella. A lo mejor se refiere a la compra de la minivivienda de 25 metros cuadrados que fomentaba la ministra de la Vivienda.

Noticias relacionadas

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz

No es bueno, ¿por qué?

S. Madrid, A Coruña

¿Por qué tan dóciles a las modas?

E. Barrull, GIrona

Los despropósitos de pro-moción-ado Pedro Sánchez

J. Cruz, Málaga

Bilderberg: algo más que un club

A. Morillo, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris