Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Joseph Ratzinger

Jorge Óscar Saffores
Redacción
domingo, 17 de septiembre de 2006, 10:32 h (CET)
Benedicto XVI acaba de tildar de irrazonable a la teoría de Darwin. También reprocha a la ciencia su condición prescindente de la subjetividad religiosa, culpándola de la deserción de fieles y creyentes.

Afirma que ésta no puede explicar el origen del mundo sin la participación de Dios, y sin Él las cuentas no cierran. El Papa se suma así a la defensa de la “ciencia partisana”.

También invita a los católicos a preguntarse, ¿qué cosa existe en el origen? Y a ésta incógnita cabría agregar, ¿en el origen de qué?, ¿del universo?, ¿de la vida?, ¿del tiempo?, ¿de Dios?

La ciencia, a diferencia de los credos, abre cientos de créditos por cada cuenta que cierra. Al aumentar el área del conocimiento extiende el perímetro de su ignorancia. Todo en ella es relativo y cargado de incertidumbre, carece del absolutismo de un Creador. No tiene principio ni final, solo caminos que recorrer. Hija o madre de la técnica, según los casos, sus orígenes aristotélicos han quedado apenas como apéndices filosóficos transitorios, éticos y normativos de algunas aplicaciones como la confrontación actual entre bioética e ingeniería genética, conflicto fantástico y herético hace tan solo cincuenta años.

Conocer con certeza las cosas y los fenómenos seguirá siendo la meta de todo científico que esté dispuesto a indagar metódicamente, principios, causas, efectos y relaciones.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris