Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde del precipicio   -   Sección:  

Seguimos mandando

Antonio Valencia
Antonio Valencia
sábado, 16 de septiembre de 2006, 22:15 h (CET)
Una vez finalizada la semana europea, es un buen momento para hacer balance de la actuación de los equipos españoles en las dos competiciones. Y éste no puede ser otra cosa que muy positivo, pues contiene cuatro victorias, dos empates y una derrota, teniendo además en cuenta que tan sólo uno de nuestros conjuntos jugaba en casa.

En lo que se refiere a la Champions League, el Barça cumplió los pronósticos aplastando a un Levski Sofia que apunta claramente a último de grupo; el Valencia logró la hombrada de ganar en Grecia, lo que hacía años que no sucedía y más en la máxima competición, lo que dice mucho del nivel alcanzado por los de Quique Sánchez Flores.

La única derrota en Champions y en la jornada europea correspondió al Real Madrid, que volvió a ser arrollado en Lyon, algo que empieza a parecerse peligrosamente a una costumbre asentada. En descargo de los de Capello cabe decir que es, sin duda, el rival más fuerte que se van encontrar y el que está a mayor nivel de todos los rivales europeos de esta semana.

Respecto a la Copa de la UEFA, se cosecharon dos empates y dos victorias. Triunfos del Sevilla, previsible dado la escasísima entidad del rival, y muy meritorio del Celta ante el Standard, uno de los punteros de la Liga belga y rebotado de la fase previa de la Champions. Hay que decir que el cuadro de Lieja ha mejorado bastante desde aquel mítico 1-7 que le endosó el Athletic de Bilbao de Valverde hace dos temporadas.

Precisamente el equipo del de Viandar de la Vera, el Espanyol, alcanzó un empate en Eslovaquia ante el Artmedia que, si bien es un buen resultado de cara al partido de vuelta, no puede considerarse así visto el partido y el escaso nivel de los animosos eslovacos. Por su parte, a Osasuna le pasó algo parecido al permitir la remontada del Trabzonspor a puerta cerrada, pese a la manifiesta ilegalidad del segundo tanto, que debería acabar con la carrera arbitral a nivel internacional del checo Jara.

Así pues, vistos los resultados, la salud de nuestro fútbol a nivel de clubes sigue siendo tan buena como el año pasado, a pesar de ausencias tan destacadas como las del Villarreal y el Deportivo. Y ahora viene la pregunta del millón: ¿Por qué no pasa lo mismo con la selección? Eso nos daría, sin duda, para más de uno y más de dos artículos.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris