Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

A vueltas con el 11-M

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 16 de septiembre de 2006, 00:11 h (CET)
Abría el diario “El País” esta semana en una de sus portada informando a sus lectores acerca de que un tal Trashorras había afirmado días antes, en una entrevista concedida en exclusiva al periódico “El Mundo”, que el gobierno podría estar ocultando datos importantes en relación con la masacre del 11 de marzo. Bueno, en realidad lo que insinuaba el periódico de PRISA es que Pedro J. se dedica a comprar testimonios con el fin de organizar toda una trama conspirativa en contra del gobierno ZP. La insufrible y confusa “conspiranoia”. Y todo esto lo contaba "El País" haciendo uso de una grabación, realizada en prisión, que contiene una conversación entre el preso preventivo Trashorras y sus padres.

Andan, encima, los dos periódicos a la gresca, afirmando el uno y negando el otro, que Trashorras cobró dinero por sus declaraciones. Hay que dilucidar, como si de “Salsa Rosa” se tratase, si el famoso cobró exclusiva; si ha sido un “posado robado” o simplemente un gesto altruista.

“El Mundo” ha desmentido tajantemente haber pagado cantidad alguna al asturiano, pero, digo yo, y si lo hubiera hecho, ¿qué? Lo que hay que hacer es investigar, ya que las declaraciones de Trashorras pueden ser o no verdad. Y si no se investiga será difícil saberlo. Y si no se sabe y no se investiga cada cual será muy libre de creer lo que quiera. Y de preguntarse qué quiere ocultar quien se niega a investigar.

Pero lo que sí tengo claro es que todo este lío, organizado con la excusa de las declaraciones del minero Trashorras, imputado por el 11-M y que sufre una grave enfermedad mental -esquizofrenia-, debe de haber sido organizado para desviar la atención sobre algo. Y es que aquí ya nos conocemos todos. Dicen algunos que fue porque ese mismo día Rubalcaba iba a ser preguntado en sede parlamentaria acerca del 11-M. Pues yo no me lo creo. Tampoco creo que fuera para desacreditar al testigo y confidente Lavandera, el cual ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Asturias contra Ernesto Ekaizer, por la información publicada en “El País”, en la cual, en una muestra innegable del "respeto" por la presunción de inocencia, se le tacha de delincuente, cuando a día de hoy no tiene antecedentes penales. Incluso dudo que fuera para tapar las declaraciones del fundador de ETA, Julen Madariaga, quien aseguró que ZP (quien por aquél entonces se declaraba firme defensor del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo) pidió reunirse con ETA en plena precampaña para las Elecciones Generales de 2004.

¿No podría ser que el tomate se hubiera montado para tapar las noticias acerca del informe policial que, según Díaz de Mera (PP), obra en poder de Telesforo Rubio y por el cuál se establecerían conexiones entre ETA y los atentados del 11 de marzo? El miércoles, en sede parlamentaria, Rubalcaba negó la existencia de dicho informe. López Garrido y Alonso le hicieron el coro. Empero, Agustín Díaz de Mera ha vuelto a insistir. Y ha aportado numerosos datos: "Es real y cierto, encargado por el comisario general de información, hoy ascendido a los cielos. Elaborado por la UCI, ocultado al juez Del Olmo y contiene indicios y pruebas de las conexiones con ETA en un número significativo y preocupante. Ese informe tiene autores, un autor y una autora. Y ese informe ha debido ser encargado por alguien, no creo que haya sido Telesforo Rubio motu proprio".

Pues bien. Si ese informe existe –no creo que Díaz de Mera se vaya a lanzar a la piscina de esta forma sin poder probarlo, puesto que seria suicida- debe ser dado a conocer a la opinión pública. De forma inmediata. Y después que cada palo aguante su vela. Porque aquí estamos hablando de doscientos muertos y miles de heridos. Estamos hablando del mayor atentado terrorista de la historia de España. Y por eso mismo, no es que queramos saber. Es que tenemos derecho a saber.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris