Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Horacio Cartes imita a Kirchner y se acerca a Nicolás Maduro

Contrariando las campañas de los medios decadentes, Horacio Cartes recupera empresas privatizadas y ratifica vocación integracionista
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 31 de octubre de 2013, 07:43 h (CET)
Dijo De La Fontaine que cualquier poder es débil si no se basa en la unión, y los presidentes sudamericanos de los últimos tiempos parecen tomar dicha verdad muy en serio.

A ellos se ha sumado hace pocas semanas el presidente paraguayo Horacio Cartes, quien sigue trabajando por la reinserción del Paraguay en los bloques de integración regional, tras un lapso en el cual el Paraguay se mantuvo al margen del MERCOSUR y otras iniciativas por acercar a los países de la Patria Grande.

Al mismo tiempo, el mandatario paraguayo se muestra aggiornado a los nuevos vientos que soplan en América Latina. Adecuándose a los cambios en la región, Horacio Cartes anuncia recuperación del control estatal para una industria siderúrgica privatizada, ACEPAR.

En apenas dos años dicha empresa, que pasó a manos privadas en medio de la euforia neoliberal, perdió USD 21 millones y sufrió un robo de unas 61.000 toneladas de chatarras que fueron vendidas a la India y al Brasil, según se denunció.

Las pérdidas en manos privadas significaron un 60 por ciento de su propio capital. Además, no se hicieron las inversiones de costo social cero, se incumplió la promesa de no despedir a ningún trabajador. En apenas tres años, 350 empleados se quedaron sin empleo.

Siguiendo las huellas del presidente argentino Néstor Kirchner, Cartes decidió devolver al estado paraguayo la empresa malograda en malas manos.

En la misma semana ratificó su voluntad integracionista e inauguró junto a la presidenta de Brasil Dilma Rousseff una línea de 500 KV.

"Marcaremos un antes y un después en la vida energética paraguaya, llevando a cada punto del país la energía necesaria para el desarrollo" aseguró el presidente de Paraguay en su cuenta de Twitter sobre su encuentro con la presidenta de Brasil, y calificó como “un sueño” poder trabajar junto a ella. La prensa decadente de Paraguay, lamentó que Cartes no haya enturbiado la relación con Brasil con reclamos sobre supuestos “despojos” en los que insiste sistemáticamente hace más de treinta años.

"En el marco del programa de recomposición de la presencia paraguaya en el contexto internacional, este viernes viajaremos a Uruguay" había informado una semana antes el mismo presidente Cartes, en las redes sociales.

Señaló además que "Con el Pdte. José Mujica hablaremos del Mercosur, repasaremos la agenda bilateral y la posibilidad de ampliación de la cooperación portuaria". "Nuestra política exterior es reinsertar nuevamente al Paraguay en el contexto internacional" había puntualizado el presidente de Paraguay en su cuenta de Twitter.

Esta actitud positiva de Cartes fue considerada una afrenta por la prensa corporativa paraguaya, que se empeñó inútilmente en alejar al Paraguay del MERCOSUR. Este mismo monopolio mediático reaccionario, actualmente se encuentra envuelto en un escándalo por tráfico de influencias, que afecta a varios de sus exponentes más emblemáticos.

Finalmente, el miércoles de la presente semana, el presidente de la república bolivariana de Venezuela dio signos de valorar en su justa dimensión los gestos de Cartes, e hizo pública su intención de invitarlo a realizar una visita oficial a Venezuela. Puntualizó que se sentirá feliz de tener a Horacio Cartes en la patria de Hugo Chávez y Simón Bolívar.

“Para nosotros será una gran felicidad recibir a un hijo del Paraguay en la tierra de Bolívar. Lo llevaremos a que visite el Mausoleo del Libertador para que sienta ese espíritu de quién es Venezuela en verdad”.

“Venezuela ama al Paraguay” dijo también Maduro, y expresó su deseo que los paraguayos sepan que Venezuela es un pueblo solidario.

Dijo Nietzche que una alianza es mas sólida si los aliados, mas bien que conocerse mutuamente, creen los unos en los otros. Por el buen destino de la Patria Grande, a Venezuela y Paraguay solo les queda transitar ese camino.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris