Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Desmedida ambición

A Mañueco no le dan el visto bueno los afiliados salmantinos ni la directiva regional y mucho menos sus compañeros de partido a nivel nacional
Jesús  Salamanca
sábado, 26 de octubre de 2013, 08:08 h (CET)
¿Qué está pasando en la provincia de Salamanca respecto a la carrera sucesoria para relevar a Juan Vicente Herrera, actual presidente autonómico? Pues sucede que es la provincia donde más políticos ambicionan manejar los hilos del Partido Popular en la región. Exactamente tres personas tienen la ambición personal ‘de querer ser’.

Quieren ser presidentes del PP regional y, llegado el caso, presidentes de la Junta de Castilla y León. Una de las personas, sobre todo, está moviendo los palillos para llegar el primero a la meta, pero en Génova-13 no le dan el visto bueno, a pesar de la confusión generada hace unos días por Lolita de Cospedal al confundir sus planteamientos. Me refiero al actual alcalde salmantino, Alfonso Fernández Mañueco, ex consejero de Justicia en la legislatura anterior y ‘pelota’ visible (dicho con todo respeto) del actual presidente hasta hace muy poco tiempo, además de ser uno de los consejeros más aprovechado de los bienes públicos siempre que toca poder. No puede perdonar a Herrera Campo que le instara a encabezar las listas electorales al Ayuntamiento de Salamanca. Sin duda bajó numerosos escalones políticos aunque se mantuvo como secretario general del PP en la comunidad.

Se da el caso de que Fernández Mañueco no ha regateado esfuerzos para abrir el melón sucesorio cuanto antes; es el más interesado en que se hable de ello, a pesar de las palabras del todavía presidente, Juan Vicente. A Mañueco no le dan el visto bueno los afiliados salmantinos ni la directiva regional y mucho menos sus compañeros de partido a nivel nacional. Está más aislado que nunca. Lleva tiempo pagando su actitud levantisca en el PP, sus inconexas ambiciones, su afán ‘incendiario’ y su juventud. En Madrid saben de la reunión que convocó hace unos días, como secretario general, y se encontró con la sorpresa de que se presentó Herrera Campo para desactivar sus intenciones presuntamente sediciosas.

La suerte y el saber político del actual presidente hicieron que de esa reunión no saliera un claro acto de sedición, pues esa era la soterrada intención. Hace tiempo que Fernández Mañueco no da una a derechas: si monta un circo crecen los chimpancés y encogen los elefantes. Poco a poco su imagen política se ha ido mermando, de ahí que él mismo haya perdido la carrera sucesoria, donde hace un año parecía que tenía todas las de ganar.

Tanta ambición ha llegado a hartar a miembros de su partido en la comunidad de Castilla y León, de ahí que Fernández Mañueco se haya convertido en la diana del popular alcalde vallisoletano, Francisco Javier León de la Riva. No hay duda que los alcaldes de Valladolid y Salamanca son quienes menos opciones tienen en este momento para suceder a Herrera Campo (los motivos son sobradamente conocidos respecto a Javier León), aunque por preparación es el alcalde de Valladolid quien da “sopas con onda política” a la mayoría de los alcaldes comunitarios. Otra cuestión bien distinta es su afán por hablar claro siempre, muy claro, y con la honradez por montera de saludo. Doy fe.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Qué puedo hacer yo?

Hasta hoy, el siglo XXI ha sido una sangría inquietantemente evolutiva de Derechos humanos. Dejemos las lamentaciones para iniciar las reparaciones

Okupas, terrorismo y protocolo

“Hay algunos tan obsesionados por la prudencia que, a trueque de evitar cualquier error minúsculo, hacen de toda su vida un error” A. Graf

Degeneración frente a regeneración

Aquellos polvos trajeron estos lodos y no va a ser fácil que la corriente se lleve toda esa ‘porquería’ social y política

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris