Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

Reino Unido. Kellogg’s y Nestlé difunden una imagen “sana” de productos malsanos en sus campañas publicitarias

Clemente Ferrer, Madrid
Lectores
@DiarioSigloXXI
martes, 22 de octubre de 2013, 07:31 h (CET)
La compañía de seguros “DKV” utiliza a un niño como protagonista de su última campaña de publicidad bajo el eslogan “Si puedo elegir, me siento libre”. También “Movistar” instrumentaliza a los niños para su reciente campaña publicitaria bajo el lema “Supervelocidad dentro y fuera de casa”.

Por otra parte, los fabricantes de comida dirigida a los niños difunden mensajes engañosos sobre el contenido de azúcar en sus productos. Así lo asevera un estudio de la Fundación Británica del Corazón que sostiene que, Kellogg's y Nestlé, difunden una imagen "sana" de productos malsanos. De modo especial los dirigidos a los niños que son muy receptivos a determinados mensajes publicitarios.

También se ha recomendado a Reino Unido, tras los resultados del estudio, que aplique normas de control más estrictas sobre la publicidad infantil.

El informe “fue preparado por la Comisión de Alimentos de la Fundación, que se centró en la publicidad de los desayunos preparados para niños” y asegura que los fabricantes utilizan técnicas "engañosas" al mostrar, en sus mensajes, que los productos son saludables.

“Un ejemplo de publicidad engañosa fueron las barras de cereales Coco Pops de Kellogg's, que se anunciaron como ‘la mejor opción para la merienda’. La investigación señala a Nestlé por la publicidad de sus cereales y otros productos que describen los beneficios para la salud de los niños, pero omiten que más de la mitad del contenido de esos productos es azúcar.

El director ejecutivo de la Fundación Británica del Corazón, Peter Hollins, ha señalado que las empresas citadas utilizan vacíos legales para anunciar sus productos.

Los niños, una vez captados, es difícil “desengancharlos”. Los anuncios prometen salud pero venden basura y sabores que crean adicciones. Además este tipo de productos provocan obesidad y otras enfermedades coronarias.

En la actualidad, “estas marcas buscan en Internet, nuevas formas de promoción de sus productos. Mientras el niño juega con su ordenador, le lanzan mensajes subliminales para que consuma comida basura”, afirma el estudio.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris