Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Héroes del silencio

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 12 de septiembre de 2006, 20:53 h (CET)
En un país donde el oro concentra a las masas y el cuarto puesto te limita a un miserable breve en las últimas páginas de polideportivo, hay una serie de deportistas españoles que están escribiendo los párrafos más brillantes. Quizás sólo nos acordamos de ellos tras la gesta, pero están ahí, aunque el resto del año algunos sólo sean héroes del silencio.

Por fortuna, la inercia se está rompiendo. Ahora podemos presumir, y de qué manera, de un campeón del mundo en... ¡Fórmula 1!, Fernando Alonso, y otro con un talento innato, Pedro Martínez de la Rosa. Discutir al asturiano y acusarle de prepotente cuando se le rompe una rueda y le pasa Schumacher a 300 por hora, es de necios. En fin, ya nadie se acuerda de las heróicas gestas de Adrián Campos para acabar una carrera.

Otro al que le exigimos el máximo, pero cumple siempre, es Pau Gasol. No obstante, el hecho de jugar en la NBA no te concede el privilegio de ganar el oro mundial, ¿verdad, Carmelo Anthony? O Felipe Reyes, que jugó toda una final con la espalda hecha trizas. Tan duro es ser el mejor que han pasado 22 años desde la plata olímpica de Corbalán, Martín y compañía.

¡Qué decir de Rafa Nadal! Ha tanto ha llegado que ha eclipsado la carrera de campeonísimos como Ferrero y Moyá. También le exigimos como a una máquina. De él ha llegado a decir un tal Agassi que “no parece de este planeta”. Luego están las motos, donde somos líderes en esto de darle al gas. La última proeza de Pedrosa es para enmarcar. En una persona normal, su caída serían dos meses de baja. En dos días, Pedrosa subió al podio y bajo de él en silla de ruedas.

También son líderes David Barrufet o Íker Romero, menos mediáticos pero decisivos en el oro mundial del balomnano, como en los últimos años el fallecido portero de waterpolo Jesús Rollán, que junto a Estiarte llevó a España a la cumbre. Y el gran campeón olímpico de piragüismo, David Cal, con grandes problemas económicos para practicar su deporte. Su caso es de vergüenza.

Paquillo Fernández es otro de nuestros colosos. A este atleta le va la marcha, como demostró con su oro en Göteborg, lo mismo que la veterana fondista Marta Domínguez. O los éxitos imposibles del campeón mundial David Meca y de Gemma Mengual, que en el último Europeo fue la reina de la sincro con cuatro medallas de plata. Hay otros que son los grandes olvidados, como los campeones olímpicos Gervasio Deffer o los regatistas Íker Martínez y Xavi Fernández.

En fin, me dejo muchos en el tintero. Son ellos, efímeros ladrones de portadas, viciosos de su deporte, talentos en extinción, héroes del silencio.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris