Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Burgos en clave sucesoria

Una provincia que ha dejado de contar en la sucesión
Jesús  Salamanca
martes, 22 de octubre de 2013, 06:51 h (CET)
La provincia de Burgos ya ha jugado sus cartas y las tiene consumidas. Los dirigentes del Partido Popular de Burgos apenas cuentan ya para suceder a Juan Vicente Herrera. No tienen el apoyo de Génova-13 y tampoco el del Palacio de la Asunción.

El actual presidente de la Diputación Provincial, y a la vez presidente del PP en la provincia burgalesa, carece de medios para tirar de un carro tan deseado: cuenta con apoyos en Burgos – dentro de su corrillo y poco más-- pero ninguno en el resto de la Comunidad; ni siquiera es conocido en Wikipedia. Estamos en condiciones de afirmar que tiene el apoyo de Carretas, 33 (sede del PP burgalés) y no al completo.

Algo parecido le pasa a Javier Lacalle, actual alcalde burgalés. Lacalle es el hombre de los mil y un cargos. Ha servido al Partido Popular como un ‘todoterreno’. Y en todos los cargos lo ha hecho bien, incluso muy bien. De él dice Juan Vicente Herrera que “es un gran vasallo para cualquier señor y un extraordinario señor para un honrado vasallo”. Pero le pasa algo parecido a lo que le sucede al presidente del PP busgalés: fuera de Burgos cuenta con poco apoyo, además le tienen muy poca simpatía otros dirigentes de calado en la comunidad: hablamos de la presidenta de la Diputación de León, el alcalde de Valladolid, el actual alcalde de Salamanca,… ¡Ay, la envidia, la envidia!.

Finalmente -- dos personas sin aspiraciones, pero capaces de empujar el carro-- están en horas bajas: hablamos de Juan Carlos Aparicio (capaz de plantar un candidato a la fuerza) y José María Peña, a quien ya se le ha pasado el arroz. De ambos se habla en el ‘caso Bárcenas’ y eso hace mucho daño en el Partido Popular. A Juan Vicente Herrera Campo se le eriza el vello de los brazos cuando le mientan a Bárcenas, máxime sabiendo que ambos son de su terruño y mamaron de las mismas ubres políticas que él. Ambos están descartados.

En conclusión: Burgos ya no cuenta en la sucesión. Herrera Campo ha agotado las fuerzas y quemado las naves burgalesas. No hay más cera que la que arde. Tanto Zamora como Valladolid llevan actualmente la bandera de la sucesión. Pero los sucesores los conoceremos el próximo día: ambos muy cercanos a Herrera, con mucho tirón en el PP y capaces de levantar el partido inmerso en la corrupción, la reiterada mentira, el uso y abuso indigesto de la política y el albañal del desprecio hacia la ciudadanía. Además, ambos son capaces de ‘abofetear‘al PSOE de Castilla y León con dignidad, elegancia y viendo cómo el propio PSOE aplaude el rapapolvo según lo va viendo caer.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El amarillo de la vergüenza

Varios países de la Unión Europea hayan aconsejado a sus ciudadanos “no viajar a la comunidad española de Cataluña”

Sentirse acompañado es esencial para avanzar

El mundo ha de ser más corazón que poder

El PP condenado a un penoso Vía Crucis

“En este espacio de la duda, he encontrado en muchas ocasiones una especie de emisario del destino que me indica un camino favorable, o también un barquero que lleva desde la ribera de la decadencia a la renovación” Pierre Rabhi

Deleuze

Deleuze fue un filósofo y teórico social que influyó decisivamente en el siglo XX

La huelga de jueces y fiscales

Ha sido un éxito y apoyo, pero pregunto ¿Ha habido Transición en la Justicia española?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris