Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La Patria y su significado

Si entendemos el verdadero significado de las palabras que determinan el orden social al que estamos sometidos, podremos hacernos una idea cabal de las circunstancias en las que vivimos
Mario López
domingo, 20 de octubre de 2013, 08:40 h (CET)
La Patria es el conjunto de patrimonios que acumulan una cierta cantidad de pobladores de un determinado territorio y cuyas relaciones se encuadran dentro de un determinado marco legal. La Patria está dotada de un Estado cuyos poderes ejecutivo, legislativo y judicial asumen como principal tarea la defensa de sus intereses. El conjunto de pobladores, junto al territorio que ocupan y el Estado al que están sometidos, constituye la Nación. La Nación es, por tanto, la base sobre la que se sostiene la Patria. Todos los nacionales están obligados a anteponer los intereses de la Patria a los suyos propios. De tal manera que, para garantizar la subsistencia de la Patria (de los patrimonios), el conjunto de la población ha de estar dispuesto a renunciar a su propio bienestar, a sus derechos fundamentales, si la seguridad de la Patria así lo requiriese; obviamente, los titulares de los patrimonios que conforman la Patria están eximidos de cualquier sacrificio, pues sus intereses propios son los mismos de la Patria; las rentas del capital de la actualidad tienen el mismo trato fiscal de favor que el que tuviera, en los tiempos de la sociedad estamental, las rentas y patrimonios de los hijosdalgo. Para los ciudadanos existen fronteras; para los capitales, no.

Esto ha sido así siempre, a lo largo de toda la historia de las naciones. Hoy somos testigos de los sacrificios que la clase trabajadora está realizando para salvar la Patria; hay que entender que, en el sistema vigente, la clase trabajadora no es un fin sino un medio del que dispone la Patria, que puede ajustarlo a sus necesidades; un activo de la misma categoría que los medios de producción, la tecnología o el dinero. Igualmente vemos cómo la Patria nacional se está diluyendo en la Patria transnacional o supranacional, en lo que se ha dado en llamar la globalización, precisamente con el fin de facilitar su subsistencia; subsistencia que quedaría absolutamente garantizada si se consiguiera la unión de todas las patrias en una sola planetaria. Los Estados, las Naciones, el mercado de trabajo son temporales, adaptables a las circunstancias de cada momento, como así lo demuestra la Historia en ese continuo movimiento de fronteras y soberanías; con sus guerras, Estados hegemónicos, colonias y protectorados. Sólo la Patria pretende ser atemporal, eterna. Por otro lado, las religiones son agentes movilizadores de las masas, bienes intangibles que sustituyen, en el imaginario colectivo, los patrimonios de los que la mayoría de la población carece. Por dios, por la Patria y el rey murieron nuestros padres, reza la letra de aquel rancio himno.

Visto de esta manera, se entienden mejor las cosas y se puede colegir, sin demasiado miedo a errar, que solo una Patria de los trabajadores puede garantizar el bienestar del conjunto de la población, y ella solo es posible con la transmisión de los patrimonios que actualmente están en manos de una minoría burguesa al conjunto de la población. Por este motivo, la lucha de muchos ciudadanos no es salir de la crisis sino salir del sistema. Y, si bien la tarea parece imposible, no lo es tanto si se piensa que será el sistema el que caiga por su propio peso. Y caerá.
Comentarios
Casas Viejas 21/oct/13    06:59 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris