Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crítica de música   -   Sección:   Música

Las dioptrías de Pau Riba

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 6 de abril de 2007, 13:34 h (CET)
Hacía tan sólo dos años que los estudiantes parisinos habían levantado los adoquines de los ardientes bulevares de París en busca de una playa que nunca encontraron y que los tanques soviéticos habían metido en sordina a la denominada “primavera de Praga” cuando entre nosotros un cantante del ya desaparecido Grup de Folk de Barcelona iniciaba su carrera musical en solitario Cuando Pau Riba deja el Grup de Folk y registra el disco Dioptría por estas tierras eran muy mal vistos los cabellos largos en los hombres y aquella filosofía de “haz el amor y no la guerra” tenía un cierto poder de atracción para los que entonces andábamos por los veinte años.

Pau Riba nacido en Mallorca en 1948 era hijo de una familia de la clase alta barcelonesa y, además, nieto por línea paterna de Carles Riba, uno de los popes de la poesía catalana del pasado siglo, y de Clementina Arderiu poeta asimismo. Con estos antecedentes su disco, y especialmente, las palabras que escribió como introducción del Dioptría-1 fueron un fuerte aldabonazo en una parte de la burguesía catalana que miraba con buenos ojos a aquellos chicos y chicas que se dedicaban a cantar en catalán. Aquel disco estaba lleno de resonancias de la revolución “hippy” que por aquel entonces vivía el mundo occidental y emanaba un fuerte sabor a pachulí, ácido y hachis.

Pau Riba contemplaba las catorce canciones dióptricas como un todo, pero exigencias de la editora, principalmente económicas, hicieron que el trabajo de Riba apareciera en dos tandas. El Dioptría-1, personalmente es la parte que más me gusta, contó con la colaboración de OM, un grupo que se estrenaba en el mundo discográfico con sus acompañamientos a Riba. Aquella música y aquellas largas canciones eran algo totalmente nuevo en el panorama discográfico español. Influencias de Allen y Dylan flotaban por encima de los surcos del vinilo. Con los años aquel disco sería catalogado como uno de los mejores discos de rock hechos en España. Un año después aparecería Dioptría-2, más acústico y en el que la editora imprimió un texto a modo de justificación contra la crítica al espíritu pequeño burgués y a la familia cristiano-progresista como célula básica de la sociedad que Pau había dejado escrita en la presentación del primer elepé.

Ahora, hace unos días, organizado por la revista Enderrock ha tenido lugar en el Auditori de Barcelona un recital en el que se ha recordado la aparición de Dioptría. Diversos artistas han cantado las viejas canciones de Riba que han tomado nueva vida en las voces de gentes como Santiago Auserón que cantó “Taxista”, Albert Pla que versioneó “Cançó 7ª en colors”, Gerard Quintana que interpretó “L’home estàtic” o Sisa y Oriol Tranvía que al alimón recordaron al auditorio “El matí de Sant Esteve” entre otros artistas también presentes en el recital. Los nuevos arreglos van firmados por LLibert Fortuny y DAVID Soler.

Además de este recital durante este año tendrán lugar otros acontecimientos relacionados con la conmemoración de la APARICIÓN de Dioptría. Dentro de pocas semanas aparecerá una biografia del cantante y este recital se editará tanto en cd como en dvd para mayor disfrute de sus seguidores. “dioptria-1” de pau riba y “BROSSA D’AHIR” de Pep Laguarda siguen siendo para mí los dos discos de referencia de aquellos años en que, aunque era DIFÍCIL, preferiamos hacer más el amor que la guerra.

Noticias relacionadas

Lady Gaga y su 'descanso' del mundo musical

Reconoce lamentarse de su estado de salud

Ricky Martin deslumbró en el MTV Gibraltar Calling

Doce canciones, 50% en inglés y español

Hospitalizado el cantante de Smash Mouth

Por problemas respiratorios

Muere el único hijo de la cantante Natalie Cole a los 39 años

Un incendio quema el escenario principal de Tomorrowland Barcelona

El incidente en el Festival no ha dejado heridos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris