Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Fútbol   -   Sección:  

Con las alas cortadas

José Enrique García
Jose Enrique García
domingo, 10 de septiembre de 2006, 20:31 h (CET)
Periódicamente surgen en el fútbol modas absurdas que acaban imponiéndose contra el sentido común de los amantes del balompié. Un día a alguien se le ocurrió que un córner podía sacarse en corto a un jugador que estaba a un metro en vez de mandar el balón hacia donde hace daño y un periodista ingenioso lo definió con exactitud: gili-córner. Otros entrenadores pretenden patentar sistemas de juego allá donde van: doble pivote, rombo, trivote, cuadrado mágico (¿!)... A uno de estos iluminados del fútbol se le ocurrió que se podía jugar sin extremos.

. El modelo se asentó en Brasil -Liga que no brilla por su intensidad defensiva- y no se puede decir que les haya ido mal tan pentacampeona como es. El problema viene cuando uno de estos lumbreras importa este sistema a Europa. Llega el atranque, el aburrimiento supremo. Qué mal jugaba el Madrid de Luxemburgo, empeñado en deshacerse de Figo para quedarse con Beckham –para más inri con el inglés en el centro del campo- y abandonar las bandas.

Soy partidario de que los hombres deben imponerse a los sistemas, pero no de que se sacrifiquen puestos, aunque la del extremo sea una especie en extinción. Y ahí está el mejor equipo del momento, el Barcelona, que cada dos fines de samana hace el Camp Nou más ancho que largo con futbolistas que no son específicos de banda -Ronaldinho y Messi- pero que están acostumbrados a pegarse a la cal aunque después arranquen hacia el centro. De quien no esperaba que a estas alturas sacrificara las bandas era de Luis Aragonés.

Tan Sabio como dicen que es no es de recibo que, con Reyes y Joaquín, España juegue con Antonio López y Sergio Ramos con todo el carril para ellos mientras Albelda, Xabi Alonso, Xavi, Raúl (siempre Raúl), Torres y Villa se estorban en el atasco en el que se ha convertido el centro del ataque español. Muchos hombres y muy poco espacio. Es difícil volar cuando se tienen las alas cortadas.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris