Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

Defensa de la institución matrimonial

Pedro Piqueras, Girona
Lectores
@DiarioSigloXXI
miércoles, 16 de octubre de 2013, 10:17 h (CET)
En una sentencia inaudita, que revela hasta qué punto se ha pervertido el sentido mismo de la verdad y de la justicia, la Corte Suprema de los Estados Unidos ha declarado inconstitucional la definición de matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. Ante una sentencia así el portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), en rueda de prensa al término de la reunión de la Comisión Permanente de la misma CEE, recordando el documento, que ya emitieron los obispos cuando en nuestro país se legalizó el llamado “matrimonio” homosexual.

Lo que ocurrió en España y ahora acaba de ocurrir en Estados Unidos como también hace unas semanas en Francia, es una redefinición del concepto natural del matrimonio que viene a despojar a la sociedad del núcleo mismo del progreso humano, basado en la familia natural donde los hijos tengan padre y madre. La ideología de género abre así una nueva brecha en su objetivo de destruir la cultura y la civilización (deconstrucción lo llaman) que han dado su razón de ser al mundo occidental, en lo que bien puede considerarse como una carrera hacia el suicidio colectivo.

En todo caso, la Iglesia norteamericana ha visto en esta grave sentencia un nuevo reto para redoblar su testimonio en defensa de la institución matrimonial, una tarea, pienso, que compete, en realidad, a toda la cristiandad en el mundo entero y en todos los tiempos. El Papa Francisco, hace tan solo unos días, ha hablado claro sobre el matrimonio formado por un hombre y una mujer y el derecho de los hijos a tener padre y madre.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris