Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Tordesillas, vergüenza de la especie humana

Eduardo Lamazón (México)
Redacción
domingo, 10 de septiembre de 2006, 19:41 h (CET)
Los bárbaros lanceros de Tordesillas creen que están solos ante la indefensión del toro que matan en la ensangrentada comarca que vio los últimos años de Juana La Loca. Pero contra su imbecilidad monumental medio mundo se indigna y protesta.

En animanaturalis se expresan muy bien Elena Sánchez Bastardo, Nuria Querol y Pilar Rahola. Rosa Montero en El País escribió con la maestría de siempre y con un dolor nuevo su implacable anatema.

Basta un recorrido breve por la red Internet para confirmar que las fiestas de Valladolid son alegrìa para unos pocos energúmenos con un cerebro en estado de putrefacción, y son angustiado sufrimiento para muchos seres sensibles y pensantes que todavìa quedan en el mundo. Lastima que los más, los mejores, los educados, deben asistir impotentes al cataclismo de barbarie e impunidad.

En España al crimen algunos le llaman tradición. En un foro de una página web de Valladolid una encuesta muestra hoy 6 de septiembre 70% de repudio a la celebración Toro de la Vega.

Atribulados constatamos la repeticiòn un año más de la fiesta de crueldad sangre y muerte ante la inaceptable complicidad de las autoridades que algùn dìa tendràn que poner fin a la atrocidad que exhibe lo peor de España.

Apenas es concebible la microscòpica pequeñez de las mentes de esos forajidos que persiguen al animal indefenso, provocando en el mundo observador, más que asombro por su ignorancia, miedo por recordarnos de lo que son capaces.

El derecho que les asiste es ninguno. Son delincuentes. Son enemigos de la convivencia. La tolerancia que reclaman es la que podrìa pedir un violador para someter a sus vìctimas sin ser perseguido. Son fatuos, depredadores, sanguinarios, peligrosos.

El cruel silencio de los que mandan, de los que hacen las leyes, de los que deben guiar a esa abstracciòn llamada pueblo, ya es bastante. Hace que los que no estamos en España nos preguntemos cada dìa ¡¿Hasta cuándo, España?!

Noticias relacionadas

Sánchez y 13

​Nos encontramos, pues, abocados a la XIII legislatura que va a empezar con el presidente como protagonista

Los ciudadanos sometidos a presión: tres comicios en un mes

Pese a que aún no ha comenzado oficialmente la campaña para las legislativas, la maquinaria electoral ya está en funcionamiento y se anuncian jornadas tormentosas

Final de etapa de un egocéntrico

Solo pensar que puede haber gente que aún confíe en este mentiroso de presidente, me pone los pelos como escarpias

El espíritu materno de la expresión humana

“Tenemos derecho a que nuestro árbol genealógico se articule en esa pluralidad exclusiva de emociones materno-filiales, que hemos heredado, y que nos sirve de sustento”

Prohibido leer en la tribuna del Congreso de los Diputados

Siempre he pensado que el día que el Reglamento autorizó a los parlamentarios la lectura de sus discursos se violaron algunos dogmas del mercado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris