Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

La derecha y la inmigración

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 9 de septiembre de 2006, 19:29 h (CET)
Oigo, escucho, leo y releo todas las críticas que el PP lanza contra el Gobierno por la llegada de inmigrantes a nuestras costas y no veo por parte alguna una exposición de motivos claros que soporten esas críticas.

Está claro, y cada vez más, que el tema de la inmigración es una cuestión más a utilizar para intentar conseguir votos. Al PP le importa bien poco lo que pueda ocurrirle a los inmigrantes tanto en sus países de origen como en su travesía marinera buscando una vida mejor o mejor dicho: poder seguir viviendo.

La prueba de lo que antes he afirmado nos la dieron los populares durante el desarrollo de la comparecencia del ministro de Interior, Pérez Rubalcaba, ante la Comisión de Interior del Congreso el pasado día 31 de agosto. Allí no hubo ningún "primer espada" del PP, enviaron a una anónima diputada que no tenía ni idea de lo que está sucediendo con los inmigrantes y lo que pasó es que se vio obligada a dar algún argumento para justificar sus críticas y no se le ocurrió decir otra cosa que la de que desde hace dos años están entrando más inmigrantes ilegales en nuestro país y la situación en sus naciones de origen sigue siendo la misma, no ha cambiado. O sea la pobre diputada del PP quería dar a entender que la situación no había empeorado en sus territorios y por tanto el número de inmigrantes no tenía porque aumentar. Es muy posible que en los últimos dos años la situación fuera la misma con lo cual tienen motivos más que suficientes para buscar otros horizontes más esperanzadores por que dos años más acumulando, hambre, miseria, miedo, represión, genocidio y muerte no hacen necesario que se tengan que agravar más las cosas, de lo que ya lo estaban hace dos años, para huir de todo ese cúmulo de desgracias.

Cuando en España gobernaba la derecha en los "gloriosos" años de la dictadura, se mandaba a miles de españoles sin recursos, ni económicos ni sociales, a que se buscaran la vida por esos mundos de Dios. Ahora hay quien dice que es que los que vienen lo hacen "sin papeles". Hay quien cree en la mentira de que todos los españoles que marchaban al extranjero iban ya con el contrato de trabajo debajo el brazo. Yo conozco a unos cuantos que no, que se marcharon a ver "lo que salía". Al incierto porvenir. Es más, a países sudamericanos y de América central, uno de ellos Paraguay, llegaban barcos llenos de españoles a los cuales les prometían, como en la época de Colón, ir a la tierra del oro y de las especias, para encontrarse con que si querían trabajo tenían que desbrozar las selvas vírgenes para poder disponer de un trozo de tierra para cultivar y poder ganarse la vida. Esto ocurría cuando gobernaba la derecha y esa derecha sabía muy bien que de oro y especias nada, a la selva. La cuestión era quitarse gente hambrienta de encima. Muchos, muchísimos de ello volvieron a España prácticamente a nado por que la derecha se desentendió de ellos tanto en su salida de España como a la hora de su huida de aquella engañosa aventura.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris