Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Bye Blair

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 9 de septiembre de 2006, 19:29 h (CET)
Mientras en las repúblicas americanas el jefe de Estado es electo directamente por la población y por un periodo definido, en Reino Unido este cargo es hereditario y vitalicio.

Elizabeth II lleva casi 55 años como reina. Su país tiene dos cámaras; una es electa (la de los comunes) y otra no (la de los lores).

El primer ministro es quien gobierna, aunque no es elegido directamente por la población. Es la reina quien le nombra escogiendo al líder del partido que obtuvo mayoría en el parlamento.

Como no hay representación proporcional sino uninominal, un partido (como hoy pasa con el laborismo), puede tener menos del 40% de los votantes pero controlar un 60% del parlamento.

Blair, como todos los parlamentarios, solo ha sido votado en su distrito. El siempre ha tenido menos de 40,000 votos.

La única instancia que podría removerlo no es el pueblo ni el parlamento sino la conferencia de su partido laborista (24-28 Septiembre), pues si ésta decide ir a cambiar de líder, la reina debería designar como premier al nuevo jefe que el partido mayoritario adopte.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris