Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Piratería legal

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
viernes, 8 de septiembre de 2006, 21:38 h (CET)
Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Eso han debido pensar los dueños de las discográficas Universal y EMI, que han suscrito sendos acuerdos con Spiralfrog para ofrecer de forma gratuita por Internet toda su música a partir del próximo mes de diciembre.

De esta manera se legaliza la piratería, aunque no de forma abierta, ya que los usuarios van a poder seguir bajando las canciones y los discos de forma gratuita, con la única y agradable diferencia de no encontrar detrás un virus, canciones incompletas o las clásicas diferencias entre el título y el contenido.

La noticia no tiene secreto alguno, es lo que tarde o temprano tenía que ocurrir. Hay que decir que las dos discográficas ingresaran importantes sumas en concepto de publicidad que paliarán sus pérdidas, y competirá directamente con iTunes, el portal líder de canciones legales previo pago.

Pero además hay otra formula en marcha, creada por MySpace y que probablemente va a generar una nueva polémica. Se trata de que los usuarios que compran los discos originales, presumiblemente, puedan poner a la venta las canciones al precio que ellos decidan. Sin duda, una propuesta un poco absurda a tener en cuenta como está el panorama musical en los últimos años.

A pesar de ello todo apunta, por fin, directamente a favor del consumidor. Ahora que las discográficas empiezan a copiar el modelo de la temida piratería, que dicen combatir pero están potenciando, habrá que esperar la reacción de los artistas, los que crean las canciones y las ponen a disposición de quien les paga. Imagino que seguirán cobrando la escasa cantidad que perciben por la venta de sus discos, pues su negocio son los conciertos y si el cantante es bueno, su público acude a verle aunque baje sus discos por Internet.

Sin ir más lejos, y para concluir, la figura de Riky López ha saltado a la fama gracias al popular p2p. Alguien de la selección de baloncesto escuchó la canción y enganchó a todo el equipo, gracias en parte a la originalidad de su letra –algo que escasea en las nuevas canciones-, convirtiéndose así en popular y recibir de repente ofertas de discográficas que inteligentemente ha sabido rechazar. Si la industria discográfica no arriesga por los nuevos talentos y sólo puesta a caballo ganador, los consumidores –hartos de que les tomen el pelo con discos basura y recopilaciones- deben tener la opción de poder descargar gratis la música y comprar después el disco si les gusta.

Parece que esta costumbre va a empezar a instaurarse, así pues. El problema no era que los consumidores descargaban gratis, sino que las discográficas no cobraban nada por ello. Ahora con los ingresos por publicidad, ambas partes quedan satisfechas y de alguna manera, se legaliza así la piratería musical ofreciendo.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris