Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   PRIMERA DIVISIÓN-JORNADA 8   -   Sección:   Fútbol

Atlético-Celta: Diego Costa es el rey de la Liga (2-1)

Doblete del brasileño
Daniel Sanabria
domingo, 6 de octubre de 2013, 12:47 h (CET)
Ficha técnica
2-Atlético de Madrid: Courtois (3); Juanfran (3), Miranda (2), Godín (3), Filipe (3); Gabi (3), Mario Suárez (3); Koke (2), Turan (1), Diego Costa (3); Villa (1).

1-Celta: Yoel (3); Hugo Mallo (1), Costas (1), Fontás (1), Toni (1); Oubiña (2), Augusto (1); Rafinha (1), Khron Deli (2), Alex López (1); Charles (1).

Cambios: En el Atlético de Madrid Oliver (2) por Villa (min.58), Cebolla (2) por Arda Turan (min.72) y Guilavogui (1) por Gabi (min.88); y en el Celta Nolito (3) por Alex Lopez (min.58), Santi Mina (1) por Augusto (min.58) y Madinda (1) por Charles (min.70).

Goles: 1-0 Godín (min.42); 2-0 Diego Costa (min.61); 2-1 Nolito (min.70).

Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro) (x). En los locales amonestó con cartulina amarilla a Godín (80’), y en los visitantes amonestó a Charles (65’), y Hugo Mallo (71').

Incidencias: 55.000 espectadores en el estadio Vicente Calderón. Terreno de juego en buenas condiciones. Partido de Liga correspondiente a la octava jornada.

Datos destacables
Lo mejor: Diego Costa
El ariete brasileño sumó dos goles más y se coloca con diez al frente del pichichi.

Lo peor: Lesión de Gabi
El capitán rojiblanco tuvo que ser sustituido tras hacerse daño en la rodilla en una jugada sin balón.

El dato: Debut de Guilavogui
El jugador francés debutó por fin con el Atlético de Madrid aunque apenas tuvo minutos para lucirse.
Daniel Sanabria / Enviado al Vicente Calderón 

Partido a partido, como quiere el Cholo, el Atlético sigue avanzando como un cohete. A punto de cumplirse el primer cuarto de campeonato, los rojiblancos no conciben el fútbol sin la victoria. Ante el Celta, un rival rocoso y dañino, el Atlético tenía una misión prioritaria: no infravalorar al enemigo. Es el único error que a día de hoy puede llevarle a la derrota ante un rival inferior. Pero no fue el caso. Ni siquiera el penalti errado por Diego Costa con el marcador a cero mermó la confianza de un equipo de futbolistas convertidos por el Cholo en superhombres. 

Con el once de gala sobre el verde, el Atlético tardó segundos en encerrar al Celta en su campo. En los vigueses solo se salvó Yoel, un tipo con más pinta de surfero que de guardameta. Todo lo que dependía de él lo hizo bien. Le paró un mano a mano a Villa, un remate de volea a Diego Costa y un disparo seco a Arda Turan. 

El partido era un acoso y derribo incontestable cuando Filipe Luis le hizo a Fontás la de Caminero a Nadal y cayó derribado en el área. Diego Costa, con una inocencia impropia en él, la tiró floja y al centro. Yoel completaba su actuación estelar y los vigueses buscaban el descanso desesperadamente. 

Pero no les dio tiempo. De nuevo Filipe, un lateral con espíritu de extremo, se colaba hasta la cocina y la cedía al centro para que Godín y Diego Costa compartieran un gol a pachas. Ambos la tocaron y ninguno lo celebró. Si el acta se lo da al brasileño, serían diez tantos en ocho partidos, dejando a Messi y Cristiano Ronaldo en un segundo plano. Una bestia. 

Corría el minuto 40 y el Atlético pudo golear antes del descanso, pero de nuevo Yoel se encargó de que el partido llegara con vida a la segunda parte. La tuvo de nuevo Villa y también Miranda, de cabeza, pero ahí estaba el surfero. 

Nolito asusta al Atleti 

En el segundo tiempo el Celta tenía el objetivo de pasar el centro del campo, territorio inexplorado. El Atlético, de matar el partido y evitar un final agónico como ante Osasuna. 

Diego Costa, el hombre del momento, no tardó demasiado en dejar su sello. El gol parecía pintado para él. Balón largo de Gabi, y con un zaguero pegado a sus nalgas, se deshizo de él en un alarde de velocidad, fuerza y potencia para batir a Yoel de disparo cruzado. Este sí fue suyo al cien por cien. 

Si Costa es la cara de la felicidad de este Atlético histórico, Villa es la amarga. Ahogado como un treintañero fumador que juega pachangas con sus vecinos, el asturiano tuvo que pedir el cambio al poco de cumplirse la hora de partido. Su problema no es solo físico, también mental. Con el balón en el punto de penalti, sin ningún futbolista en diez metros a la redonda y Yoel desubicado bajo el marco, tiró el balón fuera. El Villa del Valencia, incluso el del Barça, hubiera anotado cincuenta goles en cincuenta ocasiones así. 

Sin el broche que el Guaje pudo poner, el partido se abrió por momentos y el Celta anotó en la primera clara que tuvo. Nolito, con clase, levantó la pelota a Courtois resucitando un partido que todos ya daban por acabado. Sufrió el Atleti en los últimos minutos, en un final angustioso como los de antaño, y de nuevo tuvo que encomendarse a su portero para mantener los tres puntos en el Calderón. 24 de 24 en Liga, el Atlético continúa virgen.
Comentarios
nike air jordan 17/oct/13    05:23 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El Sevilla se queda frío en Moscú y cae goleado por el Spartak

Los de Berizzo pasan de ser líderes a ocupar la tercera posición del grupo

Zidane: "Tener oportunidades y no marcarlas es frustrante para los jugadores"

Seguirá con la misma estrategia

El Madrid patina en el Bernabéu (1-1)

El Tottenham rasca un valioso empate ante la falta de puntería local

El Lugo vuelve a vencer en el descuento ante el Alcorcón y ya es colíder

Comparte puesto con Osasuna

Un 'hat-trick' de Aspas lidera la contundente victoria del Celta ante Las Palmas (2-5)

Los canarios que no pudieron aprovechar la expulsión del meta vigués Rubén Blanco
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris