Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Jaque en Valencia

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
jueves, 7 de septiembre de 2006, 21:30 h (CET)
Una vez finalizadas las vacaciones el curso político se inicia en Valencia bastante movidito. Y comienza por parte de los partidos mayoritarios con sendas cenas, esta visto que los valencianos tenemos una predisposición especial a discutir los temas delante de una buena mesa. Unos, el PP, se marcharon al Rincón de Ademuz, una de las comarcas del interior del país, los otros, los del PSOE invadieron uno de los feudos de los seguidores de la gaviota y Pla con muchos de los suyos se marchó a cenar a Terra Mítica. Y la bomba estalló a la hora de los postres y los discursos cuando el Secretario General de los socialistas valencianos anunció la próxima presentación de una moción de censura contra Francisco Camps, que si nadie lo remedia seguirá de President de la Comunitat hasta el último domingo de Mayo de 2.007 como mínimo.

La oposición practicada por los socialistas valencianos nunca se ha destacado por su brillantez, tanto durante el mandato de Eduardo Zaplana como ahora con Francisco Camps al frente del Gobierno valenciano el PSPV-PSOE ha hecho una oposición bastante gris y las pocas propuestas que han realizado no han tenido eco entre la ciudadanía, a mayor abundamiento hay que hacer constar que los socialistas no existen para los medios de comunicación públicos valencianos. Canal 9 desde su creación es y ha sido la voz de su amo pero durante el mandato “popular” esta tendencia se ha agudizado hasta tal punto que uno cree vivir en otras tierras cuando se detiene con ojo crítico a ver alguno de sus telediarios.

Con este triste y gris panorama las encuestas no pintan oros para el PSPV-PSOE, los escándalos de corrupción y las luchas internas del Partido Popular no parecen hacer mella en el dormido electorado valenciano. Los socialistas necesitaban un órdago para volver a ilusionar a sus votantes y para ilusionarse ellos mismos. Y de ahí el anuncio de la presentación de la moción de censura, moción que no es otra cosa que una crítica a las actuaciones del Gobierno. Joan I. Pla sabe que esta moción no prosperará, los populares cuentan con 47 de los 89 escaños que forman las Corts valencianas, y a pesar de las luchas internas es muy difícil que los diputados zaplanistas, que hasta ahora veían muy negro su futuro, voten a favor de la moción socialista.

Mucha gente se pregunta cuál es, pues, el sentido de esta moción. Además de recuperar la ilusión, como escribí líneas arriba, los socialistas tienen el convencimiento de que la discusión de la moción servirá para poder remachar ante la ciudadanía el clavo de los errores que, en su opinión, viene cometiendo el Consell presidido por Camps. Algunos de los temas que Pla remarcará en su discurso, para el que tendrá 90 minutos, nunca ha podido hablar tanto tiempo en la tribuna de oradores del Palau de Benicarló, serán: la enseñanza donde cada día se invierte más en los colegios concertados, especialmente en los religiosos, en detrimento de la enseñanza pública, la sanidad que cada día se privatiza más, la mala asistencia a los ancianos con residencias geriátricas que son pasto de las llamas , los desastres urbanísticos que han llevado a la Unión Europea a dar un toque de atención al gobierno Camps y, de una manera especial, el accidente del metro con más de 40 muertos cuyas responsabilidades se cerraron con una comisión de investigación que no investigó nada en los pocos días que duró y sin que nadie haya dimitido por la mala gestión realizada y el abandono en que estaba la línea accidentada. A Camps tan sólo le quedan dos banderas para esgrimir, una la ya eterna del agua y el transvase del Ebro que los populares ni tan siquiera iniciaron en los ocho años del mandato de Aznar y la otra, la que siempre sacan a pasear en tiempos electorales, la de la lengua y el peligro del imperialismo catalán. Y como colofón de ello, lo poco que nos quiere Zapatero a los valencianos. Es la misma cantinela que durante años vienen repitiendo desde Canal 9 y medios de comunicación afines.

En este primer asalto del combate es seguro que Pla no vencerá pero es muy fácil que Camps salga tocado, que no hundido. Todo se habrá quedado en un jaque, pero tal vez este órdago socialista de ahora sirva para que el jaque se convierta en un jaque mate en las elecciones del último domingo de Mayo de 2.007. Pero ya hay quien antes de estar presentada la moción ya ha ganado algunos puntos, y esos son los zaplanistas que con la moción de censura planeando sobre el hemiciclo del Palau de Benicarló ya están sacando rendimiento a la propuesta socialista. Ahora pueden apretarle las teclas a Camps y conseguir buenos puestos de salida en las listas electorales, es lo único que interesa a muchos políticos, sean del signo que sean. Muchos de ellos ya se veían alejados de la poltrona y ahora vuelven a ver abierto el cielo para cuatro años más. Tan sólo es necesario que siete de ellos se quedaran en casa o se abstuvieran el día de la votación de censura y Francisco Camps tendría que dejar el sillón de la calle Cavallers y esa es un arma muy poderosa para debatir puestos de salida en las próximas elecciones.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris