Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

El cayuco del Gobierno

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
jueves, 7 de septiembre de 2006, 21:30 h (CET)
Cada vez más el Gobierno se parece a un cayuco. No sabe aprovechar los vientos favorables y va a la deriva desde hace tiempo. Crea los problemas y acabará recalando Dios sabe dónde. Varios meses con el problema de la inmigración y las soluciones se postergan. No hay que extrañarse de las críticas que recibe, procedentes del gobierno canario, de las comunidades autónomas, de todos los partidos que componen el arco parlamentario nacional, de los ciudadanos y de los medios de comunicación no sumisos.

Ante tal situación, y a pesar de las declaraciones de la vicepresidenta primera del Gobierno, no parece que el Gobierno tenga credibilidad. Creó el problema y no sabe cómo controlar las fronteras. Hasta las propias formaciones de izquierda le han pedido a la “vice” que se olvide de responder con “bravuconadas” a la llegada de cayucos. De la Vega “tiene el susto en el cuerpo” y comprueba a diario que no puede seguir haciendo de “apagafuegos” de todos los ministerios. La dimensión de la tragedia y la avalancha parece imparable de momento.

A estas alturas, el problema debería estar controlado. Es mucho el tiempo transcurrido con el problema latente. Pero quizá lo más desesperante es comprobar que aún estamos en período de negociaciones en la mayoría de los compromisos. En estos momentos sirven de muy poco los anuncios que están realizando el ministro de Economía y Hacienda sobre aumento del presupuesto de ayuda oficial para 2007 o lo destacado por Zapatero respecto a “duplicar” los presupuestos del año próximo en las partidas destinadas a los países más pobres. Todo está muy bien, pero ahora hay un problema de gran calado que preocupa a la población y deben buscarse soluciones rápidas, que sí existen. El goteo de inmigrantes indocumentados no cesa y el Centro Coordinador de Emergencias bastante ha hecho hasta el momento.

Mientras resolvemos los problemas inmediatos, hay que seguir trabajando en otros proyectos a corto y medio plazo: Acuerdos migratorios bilaterales “de segunda generación” e implicación de la UE . Las políticas a favor del desarrollo de África tardarán en calar, pues son muchos los objetivos que se aprobaron en el Plan de Acción tras el Congreso de Rabat.

El plan de emergencia para aliviar la situación existente en los centros de acogida de inmigrantes en Canarias llega tarde, muy tarde. Quizá bastante tarde. Ha habido que lamentar muchas muertes para que los responsables reaccionaran. Aquí sucede lo que con los semáforos en las ciudades: por desgracia se pone el semáforo después de varios atropellos y cuando los ciudadanos se han hartado de solicitarlo.

El citado plan contempla la evacuación de 30.000 “sin papeles” desde el archipiélago canario a las diferentes comunidades autónomas: Andalucía, Valencia, Madrid, Castilla y León,… con un importante coste. La reacción es tan tardía que en todos los foros políticos serios se da por hecho que el ministro Caldera no va a tener tiempo de aplicarlo. Presionado el presidente, ha aprendido a conjugar el verbo cesar, para que Caldera no se esfuerce en aprender a conjugar el verbo dimitir. Hasta sus compañeros de partido reclaman a Zapatero que eche mano del talante y prescinda de quien ha sido su compañero de brega y afanes en León y en Castilla. Sus compañeros de gabinete “juran en arameo” ante el tratamiento que Caldera ha dado al “papeles para todos”. Mientras tanto, en el “cayuco” del Gobierno se ha iniciado una tempestad silenciosa y silenciada.

Noticias relacionadas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro

¿Será Theresa May la nueva Dama de Hierro?

¿Hacia un Brexit caótico?

Teoría de la suposición de Ockham

Guillermo de Ockham elaboró una sutil filosofía del lenguaje
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris