Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cultura
Etiquetas:   Entrevista   Joan Vázquez   Barcelona  

“Es difícil escoger un musical porque todos los espectáculos en qué he actuado siempre han sido muy queridos”

Entrevista al actor Joan Vázquez
Teresa Berengueras
@berealsina
miércoles, 30 de octubre de 2019, 10:14 h (CET)


Joan Vázquez ha decido hacer un repaso a su carrera y empezará el mismo día en que cumple 20 años de profesión. El 4 de noviembre celebrará por todo lo alto veinte años en el mundo del musical, empezó el 4 de noviembre de 1999 interpretando un personaje en “Rent”, en el Teatro Principal, un teatro que ya cerró sus puertas, una pena, cuando se cierra un teatro, como una librería, como una sala de exposiciones, siempre se nos arruga el corazón. Por suerte, en Barcelona, el Paral-lel sigue siendo esa artería que vibra en el mundo teatral, no tanto como nos explican en la historia de los tiempos, pero, bueno, el Paral-lel, sigue siendo el centro neurálgico en donde poder ver un buen musical.

Joan representará una obra nueva, un estreno, al que ha llamado “Vint anys no són na’”, en él hace un repaso, entre divertido e irónico, de cómo han sido estos años llenos de música.

La música espanta a las fieras y da de comer al alma. Joan, el cantante, el artista, el bailarín, el showmann, nos explicará también cómo está viviendo la diferencia generacional, cómo llegan los y las nuevas personas que aman ese estilo de teatro.

En la sala Club Barts, Paral-lel, 62, se podrá ver este espectáculo tan personal y Joan lo hará muy bien acompañado. La lista de colegas que quieren celebrar este aniversario son muchos y conocidos, son todos aquellos que durante estos años han cantado, bailado, reído y llorado con Vázquez.

En esta celebración no iba a faltar Àngels Gonyalons, ni tampoco Beth Rodergas, ni Jordi Coll, tampoco Marta Ribera, ni Mariona Castillo, ni Chipper, Sylvia Parejo, Víctor Alvaro, Bealia Guerra, Manoli Nieto, Patricia Paisal y Rubén Yuste.

Joan Vázquez actuará todos los lunes del mes de noviembre y cada lunes de celebración cumpleañera, tendrá tres invitados, nunca todos juntos. Hay que felicitarle, veinte años no son nada, muchos cuando se trata de trabajar siempre en el teatro y poder comer cada día.

¿Cuándo decidió dedicar su vida a la profesión de actor, cantante y bailarín?

Creo que fue desde niño, cuando en casa ante un público formado por mi colección de peluches, montaba mi propio show. Más tarde descubrí el mundo del musical viendo en el Teatro Condal a Àngels Gonyalons escenificando “Germans de sang”. Tenía 12 años y vi que aquello era lo que me apetecía hacer. Me inscribí en los cursos de la escuela de Àngels Goyalons, me gustaron, y tuve la suerte que en mi primer casting ya me aceptaron. Desde entonces no he parado de trabajar,

Su formación musical incluye el piano

Sí, compatibilizaba todo, cuando empecé a hacer primaria mi madre me preguntó qué quería hacer, contesté que quería ser músico, desde el principio lo tuve claro, estudiaba piano en clases fuera del horario escolar . Cuando llegué al mundo del teatro ya hacía que estudiaba piano y música.

En la Universidad, ¿comenzó los estudios de Filología Inglesa Inglesa?

Estudié esta materia durante tres años, pero no pude acabar los estudios, siempre he estado en el mundo del teatro y llega un momento en el que no tienes tiempo para llevar adelante todos los proyectos.

¿Cuándo comienza en el mundo del musical y el teatro?

Era el año 1999, tenía 17 años. El grupo Focus trajo a Barcelona el musical “Rent” al Teatro Principal, en la Rambla, ahora cerrado, y allí comencé mi carrera, hace ya veinte años.

¿Qué conclusión saca de este primer contacto con el mundo del musical?

Hago este musical y quiero hacer musicales el resto de mi vida. También he hecho teatro de texto, esencialmente quería estar encima del escenario.

Durante estos veinte años de carrera ¿ha habido algún momento en el que no ha tenido trabajo?

A lo largo de estos años de estar en el mundo del musical también he dado clases, he tenido alumnos de canto. Y en las épocas en que no tenía trabajo en ningún musical esa inactividad en la escena me ha permitido desarrollar mi faceta de transmisor a la gente de lo que tanto me gusta hacer sobre el escenario. No me quejo, he ido trabajando, y siempre me ha llegado, como mínimo, un proyecto cada temporada. No he tenido tiempo de estar en el paro,

Ha trabajado en grandes musicales como “Hair”, “Mamma mía”, “My fair Lady”, “Rent” o “Paquito Forever”. ¿Qué le hace aceptar trabajar en un determinado proyecto?

Nunca he trabajado en un proyecto en el que no haya creído, o al menos que yo considerara que era un producto de calidad, y en eso tiene mucho qué ver el equipo, las personas que sabes que estarán en él y que te harán crecer como artista. La mayoría de estos musicales los había visto en el extranjero y cuando supe que convocaban audiciones per hacerlos en Madrid o Barcelona me presenté a las mismas porque son espectáculos que me gustan mucho y pensaba que mi perfil concordaba con algunos de los personajes de la obra. En mi caso la motivación siempre ha sido artística. .

¿Dada su juventud no cree que es demasiado joven para hacer un repaso a su carrera con “Vint anys no són na’”, su actual espectáculo?

¿Lo ve cómo una despedida?. Este espectáculo no es una antología, trato de explicar y valorar el momento en el que ahora me encuentro, explico cómo me siento, hablo de lo que he vivido y de lo que tengo ganas de vivir. No siento estar haciendo una historia de mi vida, tan sólo explico mis vivencias y mis sensaciones.

¿Qué encontraran los espectadores en este espectáculo?

El traspaso generacional. Doy clases a personas que quieren cantar, jóvenes que empiezan en este mundo, las generaciones suben muy fuertes, comparadas con mis inicios, en 1999, había pocas escuelas de teatro musical y la industria del musical no era tan fuerte como ahora, ahora tenemos profesionales jóvenes ya formados. Durante mucho tiempo he estado transmitiendo mis conocimientos a generaciones más jóvenes. En una ocasión me ofrecieron hacer un espectáculo en el que, como invitada, tenía que estar una chica que había ganado un concurso, me encontré con una agradable sorpresa al ver que aquella chica que comenzaba en los musicales había sido una de mis alumnas. En la dramaturgia de este espectáculo aparece bastante contenido referente a esta coincidencia, se habla del traspaso generacional y de la voluntad de transmitir conocimientos a las generaciones que vienen después. La idea es que estos 20 años no han pasado en balde, y también se deja muy claro que quedan muchos años por venir...

¿Cuál sería, para usted, el espectáculo más emotivo de los que ha llevado a los escenarios?

Es difícil escoger un musical porque todos los espectáculos en qué he actuado siempre han sido muy queridos, he querido mucho todo lo que he hecho, y en todos los espectáculos he coincidido con equipos maravillosos. Pero puedo decir que “Paquito Forever” ha sido muy especial, en parte porque decido, aparte de estar encima del escenario, ser parte del equipo que crea un espectáculo desde cero, y en cierta manera también lo produzco. Esto hace que lo viva con más emoción, cuando sabes que estás en un producto que has imaginado y creado, que no existía antes, y eso le añade un componente de emoción un poco más grande que en otros personajes interpretados.

En sus actuaciones en Nueva York o Londres, fuera de España, lejos de Barcelona, ¿el público aprecia su trabajo igual que lo hace en Barcelona o Madrid?

Se crea algo muy mágico al descubrir cuáles son las cosas que a todos nos emocionan en todo el mundo, y cuáles son las peculiaridades de cada país o ciudad. Poder vivirlo y olerlo es muy bonito. Cuando representé “Paquito Forever” en Londres, del que pensaba era un personaje barcelonés, muy nuestro, mi sorpresa fue que la gente lo amaba igual o más que en Barcelona. Me hizo pensar que dentro de un personaje muy local había una verdad en la lucha y superación del personaje que trascendía la frontera, Fue muy bonito ver que había situaciones que se traducían solas y eso siempre es una sorpresa, cuando presentas un espectáculo tuyo en un país extranjero te cogen todos los monstruos porque te preguntas si gustará al público. Descubrir que gusta y lo aplauden es una de las cosas más fascinantes que te pueden ocurrir.

“Vint anys no són na’” lo representará los días 4, 11, 18, y 26 de noviembre, en el Club Barts de Barcelona, ¿tiene previsto prorrogar?

De momento hemos pensado actuar durante estos días de noviembre, esperamos que guste, que sea un éxito. Hago estas funciones en noviembre porque cumplo los veinte años exactamente el 4 de noviembre, porque debuté en “Rent” en Barcelona el 4 de noviembre de 1999, esta es la idea, veremos qué pasa con el público, y veremos cómo quedará todo, ya veremos.

¿Cómo ve el musical actualmente?

Veo que cada día se hacen más musicales, se representan en teatros grandes, la gente va a verlos, es un género que gusta mucho y el público está muy interesado en ir, y se lo pasa muy bien.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Carme Teatre inicia la segunda edición del Cicle Carme Dansa

​El Ciclo, en esta ocasión centrado en las artes del movimiento creadas y dirigidas por mujeres, pretende de nuevo empoderar la danza como disciplina artística “per se”

“En este país el problema más grande es que cuatro empresas tienen el monopolio del teatro”

Entrevista al actor Albert Gracia

“Estoy contento de llevar once años teniendo un sueldo cada mes y viviendo de este trabajo”

Entrevista al actor Dídac Flores

Crónica V: animar la realidad

Una película que pide ser vista, difundida, comentada, compartida. Aspira y alcanza la transparencia en sus ideas y forma, quitando suavemente velos a lo difuso, escurridizo, mórbido de un terror penetrado en todas las esferas de la vida, al que dota de un contrarrelato de resistencias íntimas

Crónica V: salvajes sin alma

Tener o no tener alma, ser o no ser percibido como humano, como igual, determina si los crímenes cometidos contra un pueblo adquieren el rigor (también lingüístico) de asesinatos, de barbarie, o si el relato se ubica en el control demográfico de especies, digamos, exóticas y peligrosas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris