Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Estafa

Adelina Castillo (Valencia)
Redacción
lunes, 4 de septiembre de 2006, 19:37 h (CET)
Escribo indignada por lo que he podido vivir, he sido testigo de un caso conmovedor. A mi entender, las leyes de protección y ayuda la emiten los gobiernos y ellos son de la lista los primeros en incumplirlas. Hace un año fui testigo de un caso que he continuado dándole seguimiento. En una de mis visitas, me encontré con un chico empleado de una institución pública con el que no tuvieron la más mínima consideración.

Me atreví a acercame a esa persona y ofrecerme para lo que necesitara, ya que viéndole desesperado y desmoralizado, le sugerí que denunciara. Se presentó el juicio donde fui testigo de algo vergonzoso y al que asistimos a varias de sus audiencias. Al final se logró encontrar la verdad, la persona tenía la razón y pudo ganar el caso. Llegando a la conclusión, los abogados representantes del gobierno que ciertamente esa persona tenia plena razón a lo que denunciaba, dando por igual motivo la jueza concluye a favor, comprendiendo que la persona había sido estafada por los mismo que crean y disfrazan la ley.

He vuelto a ponerme en contacto con la persona y me ha comentado que el grupo, al que se le puede definir guantes de seda, disfrazado por la Generalitat Valenciana, había determinado apelar reconociendo a pesar de todo que no tenía la razón. Dejo claro que se le puede llamar a esto “Chiringuito, Tapadera o Guates de Seda”, o abusos a los derechos civiles o morales de las personas indefensas.

Librería Llig, Generalita Valenciana. (Menudo Ejemplo).

Esperando que a esta persona le podamos ayudar.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris