Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

El efecto salida

Pascual Mogica
Pascual Mogica
lunes, 4 de septiembre de 2006, 05:05 h (CET)
¡Por fin se habla del "efecto salida"! Ha tenido que ser Stefano Bertozzi, consejero del comisario de Justicia e Interior de la Unión Europea, quien ha manifestado que no es correcto hablar del "efecto llamada" que el PP tanto manosea. El consejero ha dicho que la verdadera causa de que los inmigrantes africanos se lancen a la aventura son el hambre, la miseria y las guerras que de forma continuada se vienen produciendo en sus países de origen. Eso lo ha definido y además muy bien, el representante de la UE como el "efecto salida".

Es francamente lamentable que la derecha española utilice tan frívolamente a estas pobres gentes que en muchos casos huyen no solo de la guerra, del hambre, de la miseria y de las enfermedades, si no que huyen, también, porque son víctimas del genocidio ya que muchas de esas guerras son conflictos tribales. Esto es lo que realmente provoca esa estampida: la desesperación, el miedo y esa necesidad de intentar sobrevivir que paradójicamente hace que muchos de ellos pierdan la vida en el intento.

Toda esa miseria es la que el presunto líder del PP, Rajoy, está amasando de continuo convirtiéndola en una especie de proyectil para lanzarlo contra el gobierno de Zapatero, al cual han llegado a acusar de genocida culpando al presidente de todos los males que afectan a los inmigrantes. Por lo visto la maldad de Zapatero va más allá del límite de nuestra fronteras y su poder es tan inmenso que condiciona la vida de las personas que habitan en países muy lejanos. Vamos, que el amigo del PP, Bush, es un santo al lado de Zapatero.

Más le valdría a Rajoy, preocuparse de los problemas que afectan a su partido, si es que es suyo, y ver que es lo que hace en la zona de nuestro levante donde tiene a varios alcaldes, y algún presidente de Diputación, requeridos e inculpados por la Justicia.

No se puede culpar a los demás de los males que estos no provocan para intentar ocultar una actitud total y absolutamente deshonesta, delictiva y vergonzante como es la que se está observando en el partido de la derecha.

Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris