Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Los mimbres viejos de Zapatero

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 2 de septiembre de 2006, 03:44 h (CET)
Con la próxima sustitución de Montilla por Clos Zapatero ha dado un giro maestro con el que soluciona varios problemas. En principio el alcalde de Barcelona debía ser el último candidato a un Ministerio tan comprometido como el de Industria. Su paso por el Ayuntamiento de Barcelona dejará un pésimo recuerdo en los ciudadanos, en el que ocuparán especial lugar el grave fracaso del Forum y la pésima gestión tras el hundimiento del barrio del Carmelo.

Lo del Forum Universal de las Culturas es inadecuadamente pomposo nombre para tan sonoro fracaso. Las inversiones que fueron necesarias para encauzar el río Besós, eliminar una terminal de autobuses urbanos, construir nuevas escolleras, expropiar los terrenos y allanarlos y ofrecer exposiciones como los guerreros de Xian se esperaban recuperar en buena parte con los nuevos edificios de oficinas que se levantaron ex profeso. Pero eso falló, como fallaron los visitantes que tan ansiosamente se esperaban a las exhibiciones preparadas. Quizá el error inicial pudo estar en la proximidad del barrio marginal de la Mina, tradicionalmente relacionado con la droga y delincuencia. Hubo un intento de eliminarlo y realojar a la población, pero no se llevó a cabo y los pocos habitantes cuya casa se echó abajo no se movieron del lugar, simplemente pasaron a ocupar otras viviendas con otros familiares.

Toda el multimillonario funcionamiento del Foro se pretendía financiar con su propia actividad, pero dado su fracaso hubo que renegociar a la baja con las empresas instaladas para que no abandonaran el lugar a media temporada. La ciudad entera con sus instituciones al frente iba a volcarse en el invento del señor Clos pero... todo ha quedado en nada, ahora mismo es un desierto de hormigón y asfalto cuyos responsables se vuelven locos para encontrar actividades en las que ocuparlo y cubrir gastos. Hay suerte el año que consiguen que la Casa de Andalucía contrate allí la celebración de la feria de Abril, pongamos por caso.

El chorro de millones que se esperaba como compensación a las altísimas inversiones nunca llegó. El fracaso fue tan estrepitoso y las deudas tan grandes que como ustedes recordarán hasta se subastaron o vendieron ordenadores, mesas, sillas, armarios y material electrónico. Incluso se deshicieron de papeleras y parte del mobiliario urbano, todo en un intento desesperado de compensar, siquiera mínimamente, el enorme despropósito financiero en que consistió el Forum Universal de las Culturas y su barroco nombre. Pagado con el dinero de todos, claro.

Lo de El Carmelo todos lo recordamos mejor, quizá porque el drama no sólo fue económico sino sobre todo, humano. La chapuza y improvisación de la obra, en la que por ejemplo faltó el estudio del terreno por el que se iba a hacer pasar aquella galería de maniobra del metro, galería que no constaba en ningún plano existente (Aún hoy no se sabe quién decidió que precisamente por ahí tenía que pasar el túnel de maniobras) llevaron al hundimiento de parte de tan populoso barrio. Otra millonada en reparaciones de los destrozos, realojamiento de los afectados e indemnizaciones, hasta el punto de que aún hoy hay familias que todavía están viviendo alojadas en hoteles. En la actualidad las obras están paradas. Y seguimos pagando los mismos.

Zapatero ha premiado esto con un Ministerio tan importante como el de Industria, evitando así que los barceloneses pasaran factura al irresponsable de tanto despropósito, hundiendo con ello al PSC. La jugada es maestra, los catalanes “pata negra” del PSC, los nacidos en Cataluña, no pueden sentirse descabezados, teniendo a uno de los suyos en el Gobierno de España. Al mismo tiempo presentan a un catalán “nacido en tierras extrañas” como candidato a la Generalidad. Todos los “charnegos” resultan incorporados a la catalanidad de un efectivo plumazo. Zapatero ha usado viejos mimbres y nos quiere vender un cesto nuevo.

Me surge una pregunta, si para ser bombero en Galicia se exige saber gallego, ¿qué se exige para ser ministro en Madrid?

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris