Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Televisión y Medios
Etiquetas:   Crítica de televisión  

Niñas-maniquíes

Montaña Paniagua
Redacción
martes, 7 de noviembre de 2006, 23:41 h (CET)
Supermodelo 2006 es el nuevo reality que Cuatro estrenó ayer en prime time de la mano de Judith Mascó. De él saldrá la futura top model que represente a España en la próxima edición de Elite Model Look, uno de los certámenes más prestigiosos del mundo de la moda.

Durante este espacio se nos presenta el “proceso” que toda aspirante a modelo debe superar para llegar a ser una “auténtica top model”. Y a juzgar por lo que se vio en el primer programa, donde lo absurdo, frívolo y superficial fueron las líneas definitorias de las pruebas a las que las concursantes fueron sometidas, parece claro que los tópicos sobre el mundo de la moda y sus aberraciones seguirán manteniéndose.

Trece son las aspirantes a modelos, de entre 16 y 22 años, que tratadas como corderitos acataban asustadas las órdenes que sus profesores (diferentes profesionales del mundo de la moda) les daban. Sinceramente, ¿alguien vio disfrutar a alguna de las niñas-maniquíes durante la sesión de fotos en el oceanario, las clases de pasarela o de gimnasia que, entre otras, las futuras modelos protagonizaron? En la primera más de una sufrió ataques de pánico y ahogos (¡díos mío!, ¿es que una supermodelo no sabe nadar?), en la segunda, los acongojantes gritos del profesor, dejaban literalmente inmóviles e inertes a las aspirantes y, en la última, tres palabras: “acumulación de grasas”, con las que el preparador físico se dirigió al grupo de las “gorditas”, conseguían echar por el suelo la moral de las infantiles y manipulables candidatas.

En cuanto a las chicas participantes, muy bellas, sí, pero que torpes y que poca desenvoltura presentaron el pasado domingo, ante esto, una se pregunta si era preciso tanto casting como del que han hecho gala durante la promoción del reality.

Soy consciente que para ser una supermodelo es necesario tener un agraciado rostro y una buena forma física, además de personalidad, presencia, saber estar, femineidad, espontaneidad, etc. De lo que no estoy tan segura es de que la forma de adquirir todo eso,- si es que se puede adquirir-, que es lo que el concurso procura, sea mediante los métodos severos e incluso denigrantes, por la forma en que tratan a las concursantes, -niñas cuya percepción y personalidad aún no está formada-, sea la adecuada. Ello, unido a la peligrosidad que el jugar con valores como los del mundo de la moda entrañan (belleza unida a delgadez o egoísmo a triunfo), requiere un trato extremadamente delicado que, por mucho que nos intenten vender, es complicado hacer llegar de forma correcta a niñas, sin a penas estudios (algunas de ellas no tienen ni siquiera el graduado en ESO), desarrollo emocional ni conciencia de la realidad del mundo.

Por todo ello, la frase “preparada como modelo y formada como persona” con la que la Judit Mascó, definía la formación que la ganadora del concurso Supermodelo 2006, habrá adquirido a la finalización del mismo, hace cuestionarse cuales serán los principios que nutrirán la personalidad de la agraciada.

Noticias relacionadas

Los cinco lugares de Gran Bretaña emblemáticos por sus series de TV

Galway, Port Isaac, Manchester, Glasgow y la Isla de Wight son algunos de los lugares que reflejan la diversidad cultural existente en tierras británicas

El último episodio de Juego de Tronos fue el más tuiteado de la historia

Jon Nieve fue uno de los personajes que más retweets provocaron

Comprobado: Juego de Tronos adora Europa

La multimillonaria saga fantástica basada en las novelas de George R.R. Martin donde no falta ni un solo personaje ficticio, elige localizaciones de Europa a lo largo de todas sus temporadas

El invierno llega el 15 de abril: Los españoles, los segundos europeos más frikis de Juego de Tronos

Las figuras de acción y los juegos de mesa de la serie, los preferidos de los españoles

Estirge, la nueva webserie vampírica española de Carlos Marín

​Para contar su historia también aparecerán otros personajes como Berni, Karen, Lucio o Aurelio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris