Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Desbordada inmigración

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
jueves, 31 de agosto de 2006, 03:37 h (CET)
Hace unos años, un senador progresista me decía que en política hay que tener presentes dos cuestiones: Si quieres que algo no funcione, hay que poner en marcha una comisión y, si deseas que el ciudadano se olvide cuanto antes de un tema, debe organizarse un congreso o conferencia para el debate.

En muchos de los problemas actuales se ven reflejados esos “consejos” de experimentado político. Esto me hace recordar la estrategia política que se definió en Rabat, mediado el mes de julio, donde el todavía ministro Caldera acudió a hacerse la foto.

Lo que pareció el inicio del fin del drama de la inmigración, se quedo en simple congreso o conferencia. Pero la definición del senador antes mencionado no funcionó en esta ocasión. El “efecto llamada” ha desbordado todas las previsiones y convertido en exigencias inmediatas lo que eran pretensiones a largo plazo de los 54 países europeos y africanos que participaron en la primera Conferencia sobre Migración y Desarrollo celebrada en Rabat, con el patrocinio de España, Francia y Marruecos.

El Plan de Acción acordado comprende tal cantidad de medidas que los países participantes hoy están desbordados. Todas ellas estaban encaminadas a gestionar adecuadamente los flujos migratorios entre África occidental y Europa; es decir, buscar el lado positivo de la inmigración, tanto en los países de destino como en los de origen. Pero la cuestión más difícil de ese objetivo está en que es preciso un aumento importante de las aportaciones de la Unión Europea, además de otro compromiso clave y de muy difícil cumplimiento a día de hoy: el control y readmisión por parte de las naciones africanas. La inmigración es un problema que debe abordarse de forma conjunta, una vez reconocido por las partes. La solución “no puede ser ni unilateral ni unidimensional”, como reconoció Taieb Fassi Fihri, ministro de estado marroquí.

En principio y en teoría las medidas son muy acertadas. Tal vez la más atractiva sea la dedicada al desarrollo de África: proyectar generadores de empleo, redes conjuntas de estudio (universidades e institutos), planes que incentiven el retorno de estudiantes, fondos para que los emigrantes colaboren en el desarrollo de sus países. También se incluyen medidas para la inmigración legal, basadas en la información, los riesgos y el mercado de trabajo. Además de medidas para el control de la inmigración ilegal.

El ministro Caldera ha quedado en evidencia: mientras muchas regiones sufren, él ha dado pruebas de irresponsabilidad, dejadez e inmadurez. El “traje de ministro” le queda bastante grande, aunque ha sido el más buscado durante el estío. Aún no entiende el alcance del problema que ha creado a la sociedad y a su propio Gobierno. Hasta sus propios compañeros del ejecutivo “juran en arameo” por el desenfoque dado al problema de la inmigración. De momento, solo tiene el apoyo del presidente y en su comunidad de procedencia no quieren oír hablar de “Chuchi” Caldera y sus despropósitos. Como el mal estudiante, todo lo deja para mañana a última hora.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris