Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La Biblia, libro SaNgrado

José Luis Palomera
Redacción
martes, 29 de agosto de 2006, 00:21 h (CET)
Bien digo, sangrado, concepto metafísico de algo impregnado en sangre. Igual que Jesús niño en el templo, desearía que los creyentes presentaran al sumo sacerdote la recién lectura que abajo dispongo.

Yo no he leído la Biblia, ni por supuesto a nadie que predicase filosofías actuales. La razón es tan lógica que seguro pocos entenderán lo que he de decir:

El infortunio Terreno se mantiene porque hemos aplicados ideas, historias y conceptos de otros, sin conocer los propios nuestros. Si yo soy incapaz de conocerme, es decir, leerme a mí mismo, toda lectura ajena inducirá mis actuaciones, ideas y conceptos.

De qué me sirve leer a Séneca, por poner un ejemplo, si no sé analizar los conceptos propios, para reconocer los ajenos... Es como aquel que se mete al agua porque dicen que refresca y perece ahogado por no saber nadar, ¿de que le valió el conocimiento ajeno, si antes no supo conocer en su ego que mecerse en el agua necesita de una flotabilidad si no se quiere perecer ahogado?

El caso de Séneca puede valer para otras ciencias o pensamientos que aplicadas por el hombre desde sus primeros pasos han dado como resultado la Tierra actual, es decir, el polvorín de odio, guerras y muertes, donde nos hallamos.

Nadie debería tener duda sobre las nefastas consecuencias que sobre nuestro andar cósmico han tenidos las ideas, conceptos e historias de unos pocos, aplicadas por billones de seres humanos. La trasmisión de las sagradas escrituras es una de las historias que más han influido..
Intentaré explicarlo sin más interés que abrir mentes y salvar almas.

La Biblia en sí predica AMOR en todos sus versículos: amor, compasión justicia y caridad. Lo podemos ver en pasajes como la resurrección de Lázaro, la multiplicación de los panes y los peces o la expulsión de los mercaderes del templo. Estos narrados sucesos tienen dos lecturas: la divinidad del hecho y el hecho en sí. Aquí deseo llegar,

¿Cómo es posible que un libro que predica en su más pura esencia amor, sea el referente aún hoy, de millones de muertes?

La respuesta siempre es fácil cuando se procura a través de lo visto y comprobado. La Biblia no pasaría de ser un libro importante filosófico, que yo comparto casi enteramente, si no sobrellevara la divinidad de sus personajes como actores principales de sus referencias filosóficas de amor y caridad. Es la divinidad, lo sobrenatural, de la historia bíblica lo que la hace santo y seña de media humanidad por los siglos de los siglos.

La madre Teresa de Calcuta o el teórico que modificó la política e ideología del mundo, Gandhi, que además introdujo la ética a través del ejemplo, no tienen nada que envidiar a cualquier personaje bíblico, sin embargo, su divinidad, en el siglo actual no sería posible, lo cual les hace ser referencias y no dioses salvadores.

Para demostrar con realidades, la importancia suprema que tiene el personaje en la historia de la cristiandad, basta con un claro ejemplo, Hoy son muchas las personas anónimas que dan sus vidas literalmente por enjutos seres humanos que allá en la sabana africana apenas pueden arrastrar su tísico esqueleto.

¿Saben ustedes sus nombres, les conocen?...No, ustedes, muchos de ustedes, conocen el opulento Vaticano, la salud del Papa, la relación obispo cardenal y los camelos caminos que no conducen más allá de la propia aventura.

No serían buenos cristianos si no conocieran los lugares. donde resplandecen los legados de divinidades.

Mientras, eternamente mientras, entre los pobres hay cientos de seres humanos, impregnados de las enseñanzas de Jesús que no esperan más divinidad que amar a su prójimo, lo mismo que hizo Jesús, mientras otros profetizaban falsas divinidades.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris