Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A Aro pasado   -   Sección:  

Nuevas esperanzas y antiguos defectos

Antonio Martín
Antonio Martín
lunes, 28 de agosto de 2006, 21:02 h (CET)
El Real Madrid ha comenzado la temporada cosechando un triste empate en un encuentro apático, sin emoción y falto de calidad. Bien es cierto que es temprano para sacar conclusiones del trabajo realizado en la pretemporada, pero este jueves se cerrará el plazo para concretar nuevos fichajes y para entonces el conjunto de Fabio Capello tendrá su bloque definitivo.

A la espera de la posible llegada de un nuevo central (Capello no parece estar satisfecho con el trabajo de Iván Helguera, Álvaro Mejía, Jonathan Woodgate o Pablo García incluso) y tras el frustrado interés (al parecer) por José Antonio Reyes, el Real Madrid mostró en el Bernabéu señales de mejoría en la zaga y una alarmante falta de claridad en el juego ofensivo.

Vayamos por partes. La entrada en el once inicial de Fabio Cannavaro supone un plus de energía, colocación y concentración en una línea defensiva que pedía a gritos la presencia de un líder de la talla de Fernando Hierro, sin duda, una figura que no ha encontrado el club merengue desde la retirada del gran capitán.

La ausencia de Sergio Ramos por amonestación ha permitido la aparición de Raúl Bravo, que ha hecho un trabajo funcional, sin brillo pero efectivo, aunque lo más alarmante del encuentro ha sido la baja forma de Emerson. El ojito derecho de Capello se ha mostrado lento, sin ideas y no se ha ofrecido en ningún instante, impidiendo que la defensa lograra conectar con el centro del campo, lo que obligaba a buscar el pase largo en demasiadas ocasiones.

Beckham, por su parte, parecía perdido en el centro del campo, algo a lo que ayudaba la inexistencia de laterales que pudieran imprimir velocidad al juego estático del Madrid. En cambio, Diarrá ha dado muestras de su gran potencial a pesar de llevar apenas unos días en la capital.

La entrada de Guti (demostró no estar al 100%) no solucionó nada y muchos nos acordamos de algunos jugadores que estaban en el banquillo. Capello tendrá que apostar por Cicinho en el futuro y dar muchos más minutos a Robinho si no quiere que su Madrid se muestre tan anárquico como frente al Villarreal.

Van Nistelrooy se encontró muy aislado en la punta, y a pesar de los esfuerzos de Raúl, la presencia de Ronaldo en este equipo se antoja fundamental. Estamos sólo ante el comienzo de la temporada, pero el proyecto de Ramón Calderón debe afianzar muchas piezas aún si realmente desea lograr algún título esta temporada.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris